Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 11 de julio de 2013

Play it again






Till there was you

Meredith Willson solo escribió un musical. Pero tuvo suficiente. Bueno, en realidad hizo algunos más pero todos parecían haber salido del mismo. The music man, El hombre orquesta, una de las piezas más queridas de la cultura americana, un hito sin igual en el mundo del espectáculo.
Dentro de esta función, cerca del final, una joven le confiesa a su chico que nada de lo que había a su alrededor tenía sentido hasta que él llegó.  Sonaban campanas en la colina, pero yo no las oía.  No, no las oí hasta que llegaste tú...
Bueno, podéis tacharme de cursi, lo acepto, pero ¿no se sienten mucho más a flor de piel todas las cosas cuando se está enamorado? ¿No habéis reparado por primera vez en algunos detalles que antes os pasaban desapercibidos? ¿No ha cobrado sentido, belleza y encanto todo lo que antes resultaba insulso? A ver si voy a ser yo...
Till there was you es un hermoso tema de amor en un musical lleno de canciones inolvidables. Seventy-six trombones, The Wells Fargo Wagon, My white knight... desde luego Willson se encontraba en estado de gracia cuando decidió componer esta pieza homenaje a su tierra natal, Iowa. Dicen que este muchacho se moría por entrar en la legendaria banda de John Phillip Sousa, una de estas formaciones militares que desfilaban en las celebraciones nacionales, bueno, una de ellas no, la más gloriosa. A bombo y platillo, en rigurosa y perfecta organización, vistiendo coloristas y hasta extravagantes uniformes, derramando optimismo y energía hasta la extenuación. A su querida brass band también rinde homenaje este musical en el que un farsante, un impostor corto de escrúpulos y largo de encanto embauca a un pueblo entero, bibliotecaria incluida.
Una historia inocente sobre gente inocente, un cuento ambientado a principios del siglo XX en una América pateada de punta a cabo por vendedores ambulantes, arañada en la inmensidad de su mapa por trenes abarrotados de buscavidas. Harold Hill cree que puede meterse en el bolsillo a un montón de paletos creando una banda de música que saque a los chavales de la calle y así largarse con el dinero de los instrumentos. Pero el amor arruina sus planes, y una buena chica a punto de convertirse en la solterona oficial de River City -Marian "the librarian"- acaba redimiendo a este pobre diablo cuando le declara su amor sobre un pequeño puente. Y ahí entra el tema que nos ocupa.
El arrollador éxito de esta función de 1957 la convirtió en película poco después. Robert Preston repitió personaje en una cinta de 1962 dirigida por Morton DaCosta en la que Shirley Jones -la rubia inocente y virginal de todas las películas musicales de su tiempo- sustituía a Barbara Cook como la bibliotecaria enamorada. Una curiosidad: el papel de su hermano pequeño, el chico acomplejado al que ayuda el falso profesor, es interpretado por Ron Howard (apareciendo aquí como Ronnie), el director de películas tan conocidas como Apolo 13, A beautiful mind o El código Da Vinci. Aquí se llamó Vivir de ilusión, y no fue precisamente un éxito, tal vez por lo local de su historia y su ambientación, o quizás porque los españoles ya estarían cansados de escuchar los gorgoritos de la Jones (Oklahoma!, Carousel etc).
En una época en la que las baladas de los musicales volaban hacia las listas de éxitos y sonaban en la radio día y noche, Till there was you fue inmediatamente versionada por cantantes y músicos de jazz entre los que se encuentran el saxofonista Sonny Rollins, el tompetista Al Hirt, Anita Bryant, Peggy Lee (quien de verdad popularizó el tema) o la mismísima Nana Mouskouri, muy jovencita por aquellos entonces. Pero "Hasta que llegaste tú" no se convirtió en el clásico contemporáneo que es hasta que llegaron ellos, ¿quiénes? los cuatro melenudos de Liverpool. The Beatles. Cuentan que un primo de Paul McCartney le explicó quien era Peggy Lee y le puso esta canción de la que se enamoró al instante. Según él mismo confesó, hasta mucho tiempo después, incluso tras haberla grabado, no supo que procedía de un musical de Broadway. Pasa tantas veces...
La sexta canción de la cara A del segundo álbum del grupo más famoso de todos los tiempos, With the Beatles, se titula Till there was you. Y fue un pelotazo al instante, como casi todo lo que entonces hacían. All my loving o Plesase Mr. Postman entre otras acompañan la balada que compuso Meredith Willson algunos años antes, cuando no podría ni imaginar que alguna vez su canción sería interpretada por los músicos más célebres habidos y por haber, cuando aún ni siquiera sabría quiénes demonios eran Los Beatles.
Desde entonces ha pasado por los repertorios de muchos de los grandes, yendo del jazz o el soul a la bossa nova sin perder ni un ápice de su encanto. Y en los escenarios ha sido cantada por Patricia Lambert y Van Johnson, Meg Bussert y Dick Van Dyke o Rebecca Luker y Craig Bierko en el último revival de Broadway del año 2000.  Kristin Chenoweeth se la cantó a Matthew Broderick en la estupenda versión para televisión de 2003. Ya la estás buscando por donde sea!
Stage door se despide por esta su segunda temporada -y hasta nuevo aviso- con una canción tierna a no poder más, sencilla en su melodía y sus palabras -como deben ser las buenas canciones de amor- deseando que nos volvamos a encontrar pronto, porque, lo digo en serio, mi vida no ha sido la misma hasta que llegaste tú. Felices vacaciones!
     

















31 comentarios:

  1. There were bells on the hill
    But I never heard them ringing,
    No, I never heard them at all
    Till there was you.

    There were birds in the sky
    But I never saw them winging
    No, I never saw them at all
    Till there was you.

    And there was music,
    And there were wonderful roses,
    They tell me,
    In sweet fragrant meadows of dawn, and dew.

    There was love all around
    But I never heard it singing
    No, I never heard it at all
    Till there was you!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Po con esto y un bizcocho hasta mañana a las ocho!
      Dejadme descansar una temporada de blogues, vídeos, redacciones, comentarios, preguntas y respuestas. Que yo lo que quiero es veraneáaaa!!!
      Cuando llegue septiembre tendremos cosas nuevas que contar, especialmente de la cosecha que pillemos en la Grandísima Bretaña.
      Me despido hasta pronto con una canción que siempre me ha hecho soñar. Empezamos con uno de los famosos conciertos para televisión (BBC 1963, Prince of Wales Theatre) de Los Beatles. Como no podía ser de otra manera. Además me viene muy bien el vídeo porque está subtitulado y traducido. Fijaros como Paul lo anuncia como un tema del musical The Music Man, lo que le honra, porque para muchos era una canción de ellos mismos.
      Seguimos con la película del 62, el momento en el que Marian Paroo confiesa su amor -a pesar de lo que digan- al divino profesor Hill. Shirley Jones y Robert Preston, aunque nunca fue muy de mi devoción he de decir que el papel parece haber sido escrito para ella.
      Seguimos con una modesta pero muy digna producción del Teatro de la 5 Avenida con Laura Griffith, para que veáis como es la escena en cuestión en el teatro. ¿Bonita voz no?
      Y terminamos ¿cómo no? con Kristin Chenoweeth, la última Marian del cine, en este caso de la película de televisión de 2003. Este vídeo es de un concierto que hizo poco antes del estreno del filme y figura en los extras del dvd. Ella es impresionante, no solo por donde llega con su voz sino con su encanto.
      Bueno encantos, ahora sí, que tengáis todos un verano feliz y pleno. No me olvidéis ¿eh? Amenazo con volver si nuestro dios (SS) lo permite!

      Eliminar
  2. Fue toda una sorpresa cuando lo vi en Broadway. Ahora hace tiempo que lo vienen anunciando y parece que la Kristin Chenoweth es la que ha estado en las lecturas de Broadway y Hugh Jackman de Profesor Hill.

    Ojalá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Kristin y Hugh? ¿Juntos? uy uy uy... entonces sí que voy pero a nado, y otra que yo me sé... No sé, me encantaría, pero lo veo tan difícil...
      Yo tuve la suerte de verlo con Craig Bierko y Rebecca Luker -y con la coeografía de Susan Stroman- desde la segunda o tercera fila!! Que lo cuente mi acompañante.
      Nos encantó todo, la puesta en escena, el vestuario, los actores... Pero repetiría mañana mismo sin falta!!
      Feliz verano Paco!

      Eliminar
    2. Yo también vi esa producción y el número de Marian the librarian me fascinó, los ojos me iban locos porque no podía controlar tanto bailarín en escena en diferentes niveles y con coreografías distintas. ¡Qué lujazo!.

      Desde entonces sueño con poder volver a verlo. Leí que Hugh tras hacer la lectura le dijo a la Chenoweth, que le parecía un musical magnífico y que no sabía si él llegaría a hacerlo, pero ella debía estar en el reparto, porque era un papel escrito para ella.

      ¿Y yo que veo a Jackman perfecto con ese aire marrullero y liante que le hemos visto en otros musicales?....

      Pero también dudo que acabe cuajando...

      En fin, felices vacances....

      Eliminar
    3. Hasta por la tesitura de su voz, por su edad y sobre todo por su físico (!!!!!) el papel es para él. Y ella ya lo ha hecho, no tiene que demostrar nada!
      Bueno, de momento sigamos soñando!!

      Eliminar
  3. Anónimo12/7/13 0:09

    No me lo puedo creer!!! ¿Eso es verdad...que Hugh Jackman será el futuro profesor Hill? Me muero!!!

    Me gusta la entrada Ángel, jamás me hubiera imaginado que fuera esta canción...¡Cuánto romanticismo entre cata y cata! Es una canción maravillosa como todo el musical. Los videos están muy bien...¿Con cuál nos quedamos? Shirley Jones con sus gorgoritos me parece fantástica y esta chica que no conozco Laura Griffith también. Aunque la versión que más me gusta es la de Kristin...que timbre de voz tiene la señora. No tenía ni idea de que los Beatles habían hecho una versión de este tema.

    Como siempre me traes recuerdos de nuestros viajes neoyorquinos...esa primera vez en la gran manzana...un jueves de primavera...viendo ese espléndido The music man con Rebeca Lucker y Craig bierko en primera fila...inolvidable!!!

    Conso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira lo pronto que ha comentao ella en cuanto ha visto el nombre de Hugh!!! jajajaja
      ¿Soñar no cuesta nada no?
      ¿Te acuerdas de que fue un jueves? ¿Te acuerdas de que era la primera fila? Qué memorión tienes!!! Yo sabía que estábamos cerca, pero tanto...
      Y sí, parece que la ingesta masiva de chocolates me ha puesto muy romántico y muy dulce, cerca de la diabetes!!!
      Ya nos queda menos para ocupar alguna que otra primera (o cuarta, o sexta...) fila!! Qué nerviosss
      Muac!

      Eliminar
  4. De acuerdo con todo. Muy buen comentario, como siempre. Aún sin estar enamorado te pone los pelos de punta. Pero pongamos otro ejemplo. Si no estás enamorado, ¿ cual es el musical que te deja en las nubes y con la lágrima rodando por la mejilla ? Pues sin duda alguna Company. El no estar en una relación y evitar cualquier compromiso es algo con lo que nos topamos muchos. Por eso cuando "Company" termina con "Beign Alive", te quedas con tal cantidad de emociones encontradas que quisieras salir del teatro y besar a la primera chica que se cruce en tu camino. Bobby es el eterno buen amigo de los demás que oculta un gran vacío. Lamentablemente para algunos sigue ahí dentro.
    Carlos K.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que yo estoy enamorado de Company y de Being alive!! Bueno y de muchas cosa más, y de uno que yo me sé, no se me vaya a enfadar...
      Pero no me saques del romanticismo de Willson y me metas en el universo Sondheim porque entonces estamos perdidos!!
      Un abrazo, y disfruta de tu verano en libertad (but alone is alone not alive...) bueno, no sé, también debe tener su punto!!

      Eliminar
  5. Hasta que llegaste tú, oía canciones maravillosas, pero de muchas no sabía a qué musicales pertenecían; hasta que llegaste tú, veía interpretaciones gloriosas, pero no terminaba de memorizar los nombres de los intérpretes; hasta que llegaste tú, mi biblioteca, mi fonoteca y mi videoteca tenían algún que otro ejemplar relacionado con el cine y el teatro musical, pero no desbordaban, como ahora, los estantes de mis muebles. Hasta que llegaste tú, los blogs sobre musicales eran informativos, pero no literarios y líricos. Hasta que llegaste tú, no me daba coraje que en agosto os fuerais de vacaciones. Hasta que llegaste tú.... ¡Feliz descanso, te lo mereces! Hasta la vuelta, y tranquilo, que aquí seguiremos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonitoooo!!! Me has emocionado con tus agudas y sentidas palabras amigo!!
      Un par de notas de Willson -o de Coleman, o Ebb, o Lerner, o de Loewe (no el de los pañuelos, el de My Fair!!) o de nuestro venerado Sondheim... y ya tenemos la canción compuesta. No nos iría mal como coautores, tampoco como colegas de ese programa de radio con el que hemos fantaseado alguna vez (desde que la Barral y el Pou nos dejaron huérfanos y también nos unieron) y que espera a que llegue ese ansiado día de la jubilación (a ti un poquito antes!!) y nos dediquemos a lo que de verdad importa.
      Te espero en Septiembre, y ya sabes que te espero no solo como lector y comentarista, que nos debes alguna colaboración ¿eh? Mientras tanto disfruta de la playa, los paseos, las vistas (todas), la compañía, la comida, y sobre todo de la música, esa que nos mantiene jóvenes e ilusionados siempre, y que no pare nunca jamás!!
      Un abrazo fuerte a los dos!

      Eliminar
  6. Anónimo15/7/13 9:02

    ¿Pero ya te vas de vacaciones? Bueeeno seguro que te las mereces pero nos vas a dejar muy abandonados los jueves a los que este año no tenemos vacaciones de verano.
    No conocía esta peli pero estoy loca por encontrarla porque me encanta Robert Preston y Shirley Jones, la canción la conocía por los Beatles (son de mi época) y alguna otra versión pero si idea de que estaba en un musical. Así que gracias por seguir reduciendo mi ignorancia en este campo.
    ¡Besitos y feliz veraneo!
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii, me marcho por fin!! Y además creo que cualquier actividad debe tener su barbecho y va siendo hora de que os deje en paz una temporadita y así después me cogéis con más ganas!!
      ¿Cómo que no tienes vacaciones? ¿Las coges en otoño? En fin, con la de gente que está de vacaciones perpetuas y forzadas tampoco pasa nada por currar estos meses, que ya vendrán tiempos mejores!!
      Un abrazo Ana, y gracias siempre por tu fidelidad y apoyo!!

      Eliminar
    2. No es una cuestión de trabajo sino de enfermedades, bueno nada grave, una viejita de la familia a la que hay que cuidar mucho este verano, pero con paciencia, aire acondicionado y un buen musical de vez en cuando todo se pasará. Gracias por preocuparte

      Eliminar
  7. Al amigo Carlos le diré que me identifico tope con lo que dice de Company. Los solteros empedernidos y recalcitrones amantes del musical no podemos derramar una lagrimita cuando llega ese momento being alive. Pero afortunadamente después se nos pasa, jejeje

    ResponderEliminar
  8. Cuanto dulzor veraniego, con lo pegajoso que está siendo el verano...
    La que más me gusta es la Chenoweth, con permiso de los Beatles.
    Pero lo mejor de la entrada es el comentario de Ismael, que suscribo en su integridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, qué fácil suscribir los comentarios de otros!! jejeje Ok, te lo perdono porque me imagino que tendrás embarbasques varios, y porque no quiero más flores que me ruborizo!!
      A mí también me gusta la Chenoweeth a rabiar, y como empieza el tema como si tal cosa y va subiendo y subiendo hasta la apoteosis final... un subidón valga la redundancia!!
      Besos y happy summer darling!

      Eliminar
  9. Siemnpre descubriendonos cosas nuevas. Un musical y los Beatles!, quien los podria relacionar si no tú!.
    Gracias por tu trabajo.
    Gracias tambien porque por ti conocí The musica man, esa versión de la que hablas con Kristin Chenoweeth y Matthew Broderick.
    Tu con los clasicos!. Tienen mucho que agradecerte también.
    Disfruta del verano, de ese Merrily, de A chorus, de todo eso que te/os espera en London y que veré/veremos todos atraves de ti, de tus ojos, cuando vuelvas y nos lo cuentes a todos, aqui en nuestro blog amigo.
    Besos. Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hijo sí, me estoy volviendo mu clásico yo... será la edad? Nooo, para nada!! Pero es que , aunque me de pena reconocerlo, es tan difícil que se escriba algo ahora que se acerque de lejos a cualquier pieza de hace cincuenta o sesenta años!!!
      I wish tou were in London with us!!
      Besos miles

      Eliminar
  10. Anónimo16/7/13 9:18

    Me quedo con la versión de MCartney, aunque yo la hubiera ralentizado un poco. Creo que las demás versiones son muy "grandilocuentes" -probablemente porque en un escenario deba de escenificarse de esa forma-. La canción refleja una alegría contenida, pero la letra y sobretodo la música tiene armonías con una cierta melancolía que el ex-Beatle interpreta muy bien. O a lo mejor es la familiaridad con dicha versión?,jjj
    Josemi V.

    ResponderEliminar
  11. Que de cosas importantes se dicen en esta canción tan simple, me ha maravillado la letra.

    Yo también me quedo con la versión de The Beatles, sin desmerecer los demás vídeos que también tienen su conque, y las voces son todas muy buenas, aunque el verdadero descubrimiento ha sido esa letra tan simple y tan llena de grandísimas verdades.

    Rey disfruta de las vacaciones y carga las pilas para traernos novedades, de Londres mismo, no hace falta que te marches a NY.

    Y recuerda esto siempre (con permiso de la parte contratante, jajajaja)

    There were birds in the sky
    But I never saw them winging
    No, I never saw them at all
    Till there was you.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay...que pasteleo por Dios!!! ¿Cómo que la de los Beatles es la que te gusta más?

      Questamospasando

      Eliminar
  12. Ea! ya está la bruja mala del oeste rompiendo lo dulce del momento!!! jajajajaja
    ¿No te das cuenta de que el susodicho me está bailando el agua para que no le riña por el desprecio que le hizo a Mr. Bernstein en la entrada anterior? Y como él sabe que soy facilón... pues eso!
    Gracias faraón de faraones, que muy pronto vamos a cargar pilas juntos, calentando dos o tres o seis butacas por esos mundos, rellenando la memoria ram con nuevas cosas que contar por aquí y también por allí.
    Lo único que no tenemos solucionao es cuántos adaptadores de tensión nos tenemos que llevar!! jajaja Cuidao el otro con 72 gigas preparás!! que mieo!!

    See you both tomorrow darlings!!

    ResponderEliminar
  13. Que viva el pasteleo, que es lo que nos queda en este valle de lágrimas....

    Qué bonita forma de decir hasta pronto, querido. Me encanta la entrada y me encanta la canción en sus distintas versiones aunque es verdad que la más conocida es la de Beatles, de hecho en Cuba donde se puso de moda en los años 60 se la conoce como el Bolero de Los Beatles. En español se tituló Siempre te amaré (y además nada que ver la letra con la original). La versión blues de Ray Charles de este tema es impresionante.

    Poco mas que añadir después de todo lo que se ha dicho ya aquí y de forma tan bonita (Ismael) pero como la cabra tira al monte y tú me has puesto el anzuelo, no tengo más remedio que recomendaros la versión brasileña más bonita (hay varias) que en mi opinión se ha hecho de esta canción, os dejo el enlace de Youtube. El cantante es Celso Fonseca (cuya voz intimista e incluso su imagen recuerdan mucho a Caetano Veloso de quién ha sido gran colaborador) y la incluyó en un disco precioso que se llama Voz e Violao de 2009. El título, Quando te vi( y en este caso la letra bastante fiel a la original).

    https://www.youtube.com/watch?v=-POZ6INjK6s

    Lovely, lazy and long summer for everyone!

    Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que llegó mi Paula -por fin- nadie había puesto las cosas en su sitio. Una canción brasileña para inaugurar las vacances como diosinho manda.
      Esta versión maravillosa que nos enlazas me viene que ni pintá para cerrar esta temporada, empacar pa la playa (y pa la grandísima ciudad), apagar las luces, pegar el cerrojazo y poner punto y seguido a un curso que ha tenido de todo, desde esguinces hasta altísima gastronomía, de todo pero bueno en general. Y mejor con la compañía de mis amigos, a los que conozco y a los que aún solo os leo o me leéis.
      En mi vida ya había música, querida amiga, desde el día en que nací. Pero hasta que llegaste tú no se multiplicaron las canciones hasta el infinito. Llenando a rebozar nuestro infinito particular.
      Os quiero infinito!
      Feliz verano, que ya quea menooo

      So long dearie!

      Eliminar
    2. ¿Conoces a Silvana Malta? Mira que mi pregunta... fijo que sí. Es que desde que ayer me puse a Fonseca -maravillosa versión- me he puesto a investigar en el Spoti y me he tropezado con este disco precioso que se llama Cravo e Canela, donde también hay un "quando te vi" que es "lindo de lástima".
      Love it!

      Eliminar
  14. La versión de Peggy Lee ess muy bonita. Sabes que me gustan los Beatles, pero Mr. Paul me pone de los nervios meneando la cabecita...
    http://www.youtube.com/watch?v=c9pgxT4bkhg

    Y si os gusta Peggy Lee, no os perdais esta versión de Fever...
    http://www.youtube.com/watch?v=JGb5IweiYG8

    ResponderEliminar
  15. jajajaja es verdad!! ese meneíto!! pero son geniales, eso no se puede discutir. Ya has visto lo estrecha que es la linea que separa el rock del teatro musical, y si no que se lo digan a los que estuvieron en el Savoy Theatre!!
    La versión de Peggy Lee es deliciosa, como todo lo que hacía ella.
    Hay un songbook de Bette Midler sobre esta rubia fenómeno que me encanta!!
    También esta fever, claro!

    ResponderEliminar
  16. Anónimo5/9/13 13:12

    Querido: leo tu nueva entrada desde mi Sevilla, en el ordenador de mi padre que no tiene sonido, y el mío sí lo tiene pero no anda la conexión a Interné. El mundo es imperfecto. Pero ya lo iremos arreglando. Sí he podido leer tu texto, enjundioso como siempre y desde el corazón, como siempre. Till there was you no es un tema cursi, sino científico, porque está científicamente demostrado que cuando te enamoras te despiertas, es decir, ves, oyes, hueles, vives como nunca antes, como los niños, por primera vez, según el profesor Dimitriv Kvananñananaoewhrw, de la Universidad de Kiev y según tú y según yo y según todo el que se haya enamorado. El que lo provó lo sabe...
    ¡Viva el amó y viva Robert Preston!

    Gracias de nuevo por este regalo. ¡Dos años ya de blog! Deseandito que llegue la vuelta al cole.
    Lucina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti mi reina! La semana que viene planeo la vuelta al cole, pero a un cole al que vamos con mucho gusto y sin llorar!! Por lo menos el que escribe!
      Besos miles

      Eliminar