Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 9 de enero de 2014

That´s dancing!





Whatever Verdon wants!

Cualquier cosa que le pidas, cualquier cosa que se proponga... Y no solo con sus movimientos, también con su voz rasgada, sus ojos maliciosos, su expresión inocente y culpable. Cualquier parte de su sinuosa anatomía te pueden llevar en un guiño de la fascinación a las lágrimas.
Gwen Verdon era de esas artistas -sí, artista, porque no hacía otra cosa sino arte- que jamás se lo creyó. Una mujer bajo un brillante foco de luz en el centro del escenario que en realidad prefería estar oculta entre las bambalinas, siempre a la sombra de otros. Igual que decía Billy Elliot sobre como se sentía al bailar, "es como si desapareciera", tal vez era eso lo que atrajo a esta tímida niña de Culver City (California) a pasarse la vida bailando. Bueno, bailando y mucho más.
Baby Alice fue el nombre con el que fue bautizada en su primer escenario, con seis años. Su padre era electricista de los estudios de la Metro, su madre profesora de danza, y ella fundió cine y baile para el resto de su vida. La pequeña Gwyneth padeció de raquitismo y para que sus piernas no se le atrofiaran su madre le aplicó una terapia intensiva de pliés y demi pliés día y noche, lo que consiguió que pudiera olvidarse pronto de sus molestas botas ortopédicas.
Como la Baby June de Gypsy, pasó del teatro infantil a los locales de variedades y al vaudeville sin descanso hasta que conoció al periodista James O´Farrell, que la retiró de los focos y la hizo esposa y madre siendo aún una adolescente. Más lista que el hambre se cansó pronto de estar en casa y se dedicó a escribir críticas de espectáculos para un periódico de provincias, ayudada por los contactos de su marido. Y estaba escrito que algo la volviera a atraer a los escenarios, al tener que hacer la crónica de un show en el que actuaba su primer gran mentor -tuvo dos- un coreógrafo genial, excéntrico y temperamental llamado Jack Cole, considerado uno de los padres de la danza moderna americana.
Confundir la fascinación mutua con el amor es más que habitual en el mundo del espectáculo, y la pobre Gwen se convirtió en poco tiempo en su musa, pero también en su asistente personal, secretaria, esclava y saco de boxeo, lo que la fue curtiendo a base de gritos y empujones en el arte de la sumisión incondicional. En esta época empezó a aprender el verdadero significado de la máxima de los que se dedican a la danza: "no hay éxito sin dolor". Dolor físico, dolor emocional... en eso sí que se graduó y con honores.
Por aquellos días alternaba los trabajos en funciones de variedades y en películas musicales,  asesorando en el baile a actores como Rita Hayworth, Betty Grable o incluso Marilyn Monroe. ¿De quién si no aprendió la rubia explosiva su famoso contoneo de caderas?
En 1953 el célebre productor Cy Feuer (Silk Stockings, Cabaret...) tomaba una copa mientras veía un show en un club nocturno de Nueva York. Junto a los Jack Cole Dancers aparecía una chica que captó su atención durante toda la función. En esos momentos estaba montando un nuevo musical de Cole Porter, Can-Can, y de repente se tropezó con una de sus protagonistas.
De esta manera -y un poco en contra de su voluntad- la Verdon pasó de un Cole a otro y se distanció de su amo y señor para siempre, entrando por una puerta muy grande en Broadway. Aún se recuerda la ovación de siete minutos que provocó entre un público enfervorecido y que la obligó a volver a escena a saludar a pesar de que ya estaba en su camerino cambiándose para la siguiente escena. Así consiguió el primero de sus cuatro Tonys.
Pronto la reclamaron para un nuevo musical, Damm Yankees. Su personaje Lola, una empleada del mismísimo diablo diseñada para seducir a un inocente mortal para que le vendiera su alma. Un papel para el que tenía que cantar por primera vez en su carrera, lo que dada su peculiar voz aterró a esta chica de por sí insegura de su talento. También le preocupó no congeniar demasiado con el coreógrafo del show, un bailarín de dudosa reputación llamado Bob Fosse.
El mismo día que fueron formalmente presentados, los productores del show les dejaron improvisar juntos un rato en un destartalado estudio de baile, y en el preciso instante en que Gwen vio a Bob inventando un sencillo "soft shoe" cayó rendida a sus pies para siempre, literalmente. De nuevo musa, asistente personal, secretaria, esclava... esposa fiel y compañera hasta el mismo día en que el maestro cayó muerto en sus brazos.
Soportando jornadas de ensayo interminables, preparaciones maratonianas, tensiones constantes, alcohol, drogas, infidelidades y abandono, ayudó a sacar adelante con un estoicismo sin límites los proyectos más exitosos -y algún que otro fiasco- de las carreras de ambos. New Girl in Town, Redhead, Sweet Charity -función que el director le regaló para compensarla por tan mala vida- y finalmente Chicago, el último musical que estrenaron juntos en 1975. Y los premios se fueron acumulando siendo consagrada como una de las grandes divas de la edad de oro de Broadway.     
Aunque participó en bastantes producciones, en el cine nunca llegó a encontrar su lugar, aún sin dejar de trabajar hasta casi el día de su muerte, en el año 2000. Poco antes ayudó, junto con Ann Reinking a poner en marcha el musical Fosse, un homenaje de lujo a la carrera del mentor y compañero sentimental de ambas, en el que se podían reconocer cada uno de los pasos que dieron e inventaron juntos a través de los años.
Un bailarín inventa un personaje con el cuerpo, y esta bailarina -que fue mucho más que eso- inspiró e inventó un estilo, una forma de entender la interpretación usando hasta el último elemento de su espléndida anatomía. La alegría, el dolor, el deseo, la sensualidad, la inocencia y la maldad van de su mano cuando pisa el escenario.
Unos zapatos gastados, un bombín negro, una silla en una esquina, unos guantes blancos, una caída de párpados, un dedo meñique y una pelvis con vida propia.
I wanna be a dancing man!


 
  



 

 

32 comentarios:

  1. Who´s got the pain when they do de mambo? Yo no desde luego que no!! Ver bailar a esta pareja de salvajes me quita las penas y los dolores!!
    Enfilamos la cuesta de enero moviendo el esqueleto, y haciéndolo con una de las grandes. La más.
    El vídeo con el que comenzamos es de un programa de televisión "The Garry Moore Show" de 1962 en el que Fosse y Verdon dicen que siempre quisieron ser bailarines. Este numero se trasladó más tarde al musical Dancin´ y finalmente a Fosse, te acuerdas? El de las palmaditas en las rodillas. Mencantaaaa!!
    Seguimos con Lola, el primer personaje protagonista de la estrella. En el mismo programa que el video anterior, el coreógrafo habla sobre el personaje de la diablesa y la forma en la que han concebido cada movimiento. Fijaros en su expresión de humildad junto al maestro en cada momento.
    El tercero es un clip de la película Damm Yankees. A quién le duele algo cuando suena el mambo? La única vez que la pareja bailó junta en una película. Y es para verlo con atención!
    Finalmente un retazo de una actuación preciosísima de un especial de televisión de Bob Hope (1968) en el que la Verdon y un par de boys bordan una coreografía de su chico con la música de Cool hand Luke (La leyenda del indomable). A esta maravillosa melodía le sigue una más ligera y desenfadada llamada Mexican Breakfast. ¿Has visto como hacen lo de las palmas sordas? Si es que tocaban tós los palos!!
    Ea, a bailar un poquito para entrar en calor!

    ResponderEliminar
  2. Parece que la Verdon baila igual que tu, jajajajaja

    Que bien me lo paso leyendo tus maravillosas entradas y los vídeos tan buenos que incluyes en tus entradas. Reconozco que conocía muy poco de esta estrella del baile, aunque como dice el refrán todos los días se aprende algo nuevo. Me has dejado con las ganas de ver la película Damm Yankees; cuéntame algo más de esta película que no conocía nada de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que somos de la misma quinta!! jajajajaja
      Damm Yankees! Una de esas películas que no tuvieron demasiado éxito por aquí (tal vez por no entender la mezcla béisbol/musical), pero sí allí, sobre todo el show de Broadway. Verdon fue la protagonista en ambas versiones y estuvo genial en las dos.
      La historia es la de Fausto ero llevada a la América de los años 50 y al mundo del béisbol. Un hombre en su mediana edad recibe la visita del diablo tentándolo a convertirse en una estrella de este deporte y salvar a su maltrecho equipo, claro, a cambio de su alma. Y el anzuelo se llama Lola, una diablesa con piernas de vértigo que consigue todo lo que se propone (Whatever Lola wants), o eso cree ella. Divertidísima, a ver sui te la paso que te va a encantar. Y Fosse componiendo coreografías a placer en medio del estadio cambiando los bombines y los bastones por gorras y bates!
      ¿Se puede pedir más?

      Eliminar
  3. Bob Fosse; nada más que añadir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí me has dao!! jajajaja Fuimos juntos a ver All that jazz allá por el año 80? Es que recuerdo que fuimos unos cuantos amigos a Sevilla y yo les convencí para que viéramos esta. ¿Te acuerdas? No estoy seguro, pero de lo que me acuerdo es de como salí de aquel cine (era el Alameda, de eso también me acuerdo), hipnotizado por la historia, los personajes, la música y sobre todo por el baile!! Hay un antes y un después en mi vida desde ese día.
      Naturalmente hay una entrada dedicada a este genio -cómo no?- si buscas en marzo de 2011 la encontrarás.

      Eliminar
  4. Muchas gracias, Angel. He leído muy atentamente tu entrada. Y los vídeos,... qué entrañables. Si me lo permites, ella, ... pues si... muy mona, pero ha tenido la mala suerte de caer al lado de un genio; Fob Fosse!! Un referente imprescindible en la historia de la danza jazz americana, y la historia de la danza en general. GRACIAS! amigo! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo13/1/14 9:57

      Bueno bueno, es que aquí también se cumple la máxima de que detrás de un gran hombre sempre hay una gran mujer, y en este caso el gran hombre (Bob Fosse) la oculta injustamente. Porque haber porqué no le dio la oportunidad de hacer Swet Charity en el cine, cosa que me parece totalmente injusta. Yo creo que esta mujer era mucho más que mona, era una artista de los pies a la cabeza.
      Salutació
      Patti

      Eliminar
    2. Es posible que en cuanto me ausente un par de días salte la polémica??? jajajaja
      Bueno,en realidad estoy de acuerdo con ambos (yo muy conciliador), porque es verdad que ante el monstruo que es Fosse como autor Verdon luce maravillosa pero en otra categoría, le de intérprete. Pero ¿qué podría hacer el pintor sin el lienzo o el escultor sin el mármol? Poca cosa. Ella no solo fue su inspiración sino mucho más. Sus manos y sus pies, pero su carácter le perjudicó más aún que el del maestro. Su timidez, su falta de ambición tal vez... por eso me gusta aún más y la admiro aún más, pero por culpa de eso todos conocen a Rita Hayworth, Lucille Ball o Cyd Charisse... y muy pocos a esta rubita tan simpática.
      Ea, po quedamos en tablas!
      Besos a los dos

      Eliminar
  5. Maravillosa entrada Angel, una cosa me encanta Shirley pero como hubiera sido ese Sweet Charity versión cine con Gwen, Fosse consideró que no era suficientemente conocida fuera de Broadway y creo que metió la pata, es mi opinión.
    Txema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Txema, y ya lo ha dicho antes nuestra amiga Patti, a pesar de que me encanta la película y adoro a la McLaine, es verdad que Charity Hope Valentine tenía que haber sido Gwen Verdon también en el cine. ¿Era demasiado mayor para el papel de la fulanita inocente? Tal vez, pero el problema fue el de siempre, la Universal en este caso se quiso asegurar una taquilla fuerte gracias a la participación de la que era una de las más populares en aquel momento. Pero Gwen lo llevó siempre todo con una dignidad..., las de horas que pasó junto a la MacLaine preparando el personaje, ensayando las coreografías...
      Eso es una dama, y lo demás son cuentos!

      Eliminar
  6. Por no haber tenido éxito en el cine, y por haber vivido a la sombra de un genio, sólo puedo disfrutar de esta estupenda actriz y bailarina cada vez que me pongo el DVD de Damm Yankees (y en blogs como este en el que estamos). Sólo he echado de menos, esta vez, alguna de sus filmaciones junto a la también grande Chita Rivera en All That Jazz. Pero imagino que, cuando hay que elegir momentos, es duro el descarte.
    Por cierto: su biografía tiene material suficiente para una gran película. De esas películas en la que se ve que aunque, como dice la frase, “detrás de cada gran hombre siempre hay una gran mujer”, la mayor parte de las veces dicha mujer no está detrás, sino al lado o incluso delante. Con la vida que le dio Fosse, la actriz que hiciera de ella tendría todas las papeletas para un Oscar. ¿Quién podría hacer de ella? Venga, Ángel, anímate, y escribe el guión, que tú puedes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero no es poca cosa, porque cómo es ese Damm Yankees por dios!! Y mira que tuvo poca repercusión esta película por aquí, pero me encanta! Gwen Verdon podría haber sido en el cine una Mame perfecta, una Dolly perfecta, una Gypsy perfecta, y por supuesto y como ya hemos dicho la Charity ideal, pero...
      Yo también quise poner algo de Chicago, pero lo poco que había era muy corto y con mala calidad. Pero habría dado cualquier miembro de mi anatomía por haber visto a esas dos leonas juntas sobre el escenario! Ríete de la Zellweger y de la Zeta Jones. Pero ríete a carcajadas!!!
      ¿Me propones como guionista? Pues sí que debe estar chungo el tema de los guionistas en Hollywood! jajajaja
      A ver a ver... ¿quién sería la actriz que interpretara su vida? Ya hubo una ¿no lo sabes?

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Si consideráramos All That Jazz como una autobiografía de Bob Fosse, Leland Palmer sería la actriz que representaría el papel de nuestra sufridora en casa de esta quincena.

      Eliminar
    4. En efecto! Si esto fuera Saber y Ganar (y si yo fuera Jordi Hurtado, que ya quisiera yo haberle vendido el alma al diablo como él), ganarías en el programa de hoy!
      Claro que es una autobiografía del maestro! Pasada por el tamiz de Fellini 8 y 1/2 y con unas gotas de imaginación, la vida de Fosse (y la muerte) se nos muestra "en pelotas vivas". Y Audrey Paris que es el personaje interpretado por la maravillosa Leland Palmer, claramente es Gwen Verdon, su compañera en el baile y en la vida, en lo bueno y en lo malo.
      Esta actriz se prodigó muy poco en el cine, y algo más en el teatro pero mucho menos de lo que habría debido. En All that jazz es una auténtica roba escenas!

      Eliminar
  7. Hola
    Me encanta esta serie de los bailarines, son maravillosos y la verdad es que como pocos de ellos hacen cine nos son bastante desconocidos, asíque nuestro Angel siempre nos descubre cosas.
    Esta me ha encantado. Es una bobada decir que baila fenomenal, pero es que realmente me he quedado con la boca abierta con el tercer vídeo ¿cúanto tiempo hay que bailar con una persona para que la sincronización sea tan perfecta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también Isa! Y la de los compositores y los actores, pero de verdad yo creo que lo que soñé con ser de pequeño era -qué original- a dancing man!
      ¿Cuánto tiempo hay que vivir con una persona para que la sincronización sea perfecta? jajajaja Creo que no es lo mismo para nada ¿verdad?

      ¿Sabes, sabéis que Gwen Verdon habría cumplido hoy 13 de Enero la friolera de 89 años? Qué casualidad ¿no? Me lo acaba de decir mi amigo Ismael. Nació en 1925, como nuestros respectivos padres (el de Ismael y el mío) y como Paul Newman. Buena añada ¿no?
      Besos Isabelita, y gracias por entrar y escribir, que sé como andas...

      Eliminar
  8. Por cierto, esta semana traté por todos los medios de poner un vídeo que descubrí hace tiempo y que me maravilla, pero ni mi lord and master ni yo pudimos de ninguna manera. Lo deben tener protegido y vetado en bloguer, o yo qué sé.
    ¿Os acordáis de la serie Fama? Pues en un capítulo -o igual en más de uno- hace una aparición estelar la señora que nos ocupa bailando un soft shoe con la profesora del "famoso" instituto, Debbie Allen.
    Podéis ver una buena bailarina (haciendo muchos aspavientos y muchas acrobacias "pa leche migá" ) junto a una artista de verdad. Sobran las palabras.
    Pinchad aquí: Gwen Verdon, Fame


    ResponderEliminar
  9. Feliz año nuevo a todos. La salida del año fue perfecta y la entrada todavía más espectacular. Me han encantado los videos, sobre todo el primero y el último que no los conocía. Estoy de acuerdo con todo lo que estáis comentando de ellos...aunque es inevitable que se te vayan los ojos detrás de Fosse cuando bailan juntos y realmente cuando percibes la grandeza de esta brutal bailarina es cuando baila sola...por lo menos es lo que me pasa a mí.

    Bueno...que ya estoy por aquí otra vez!!!

    Besos

    Conso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La salida del año no fue perfecta porque tú no apareciste por aquí!!!!
      Ay Consolación... que chunga es la nube esa que te has buscao, a ver si miras por ahí y ves alguna más apañá!
      Ese último video que te ha encantado es de una coreografía que ya vimos juntos en directo. ¿Te acuerdas? El Cool hand Luke de "Fosse", en tu primera incursión en la gran apple. Es una maravilla, y la verdad es que los bailarines lo bordaron.
      Ay... qué recuerdos de cuando la cartelera era una cartelera de verdad...
      ¿Has visto el que he enlazado de Fama? ¿No es para comérsela viva por dios? De hecho mira como se come por los pies (literalmente) a la estricta profesora de la escuela de actores!
      Besos y... wellcome back!

      Eliminar
    2. Ay...ese primer domingo en Manhantan...después de ver Kiss me Kate al mediodía, lo que nos tenía reservado la noche...lástima que Bebe Neuwirth descansaba y no pude verla y cuando tu repetiste yo me fui a Cabaret. El enlace genial...se la come con patatas!!!!

      Eliminar
    3. Uno de los mejores domingos de mi vida! By far!!!

      Eliminar
  10. Todo un lujo de señora, que cuando se juntaba con Bob, en vez de sumar, multiplicaban el resultado. Una lástima que como tantas buenas actrices, bailarinas y cantantes fueran diosas en Broadway y no traspasen la frontera del salto al gran público.
    Ver que su trabajo sigue vigente e inmaculado hoy en día es toda una lección.
    Gracias Angel por acercarnos a la vida de Gwen.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que yo en el fondo me alegro de que muchas de estas divas del teatro no se hayan extendido por todas las fronteras hasta vulgarizarse. Es como si estuvieran ahí, preservadas, para los que tenemos la oportunidad -y el interés- de indagar y conocer. Chita, Gertrude, Ethel, Martin, Elaine Stricht... todas siguen en los santuarios vivos de los escenarios, sin haber envejecido en los desvaídos posters de Hollywood.
      Y solo he citado a unas cuantas, pero hay... bueno amigo Paco, tú las conoces mejor que yo!
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Que bueno Angel!, me ha encantado la entrada, como siempre magníficamente contada (nada hijo, tú no me hagas caso y sigue escribiendo……) y los videos que la acompañan.
    Y para que no me tires de las orejas de que solo comento cuando he visto algo….. Ya me gustaría a mi poder decir que ví alguna vez a Gwen Verdon actuando, porque debió ser un lujazo verla en cualquiera de los papeles que representó, pero bueno…si que ví Fosse (que me impresionó forever and ever!!!!) y sin duda ahí estaba ella omnipresente en cada movimiento de los bailarines ¿no?.
    El Mexican Breakfast que nombras es el video que salió a la palestra hace unos años porque al parecer sirvió de inspiración a Beyoncé para su famosísimo All the singles Ladies y la verdad es que viéndolos los dos, hay bastante poco espacio para la duda (salvando las distancias a favor de Ms Verdon, of course!!!!) creo recordar que hay incluso un montaje en internet superponiendo las imágenes de ambos videos. Pero es que no me extraña que ella y Bob Fosee hayan servido y sirvan de inspiración a muchos artistas (viéndolos bailar también es fácil reconocer algunos movimientos de los que hicieron famoso a Michael Jackson, por ejemplo).
    He mirado en internet porque no estaba segura, si había participado en All that Jazz (que no, aunque colaboró estrechamente) y he visto que además de esa incursión en Fama que comentas, en el cine también participó en Alice de Woody Allen (como madre de Alice), La habitación de Marvin, Cotton Club ó Cocoon entre otras.
    Que embobaera con los videos!!!!! Como que yo, Robocop, por poderme mover y bailar tan siquiera una mijita como ella, sabría hasta que deo cortarme, Angel! (and you know what I am talking about!!…..)
    Abraços y beijinhos

    Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo venga a escribí!!! jajajajaja
      Si no es por ti nadie cae en sacar a colación el famosísimo vídeo de la Beyoncé, más que copiado, inspirado, tuneado de los mexican breakfast y de otros muchos más momentazos Fosse. De todas formas os diré que para mí este es uno de los mejores clips en años, en muchos años. Esa fotografía en b/n, esas tres verracas hipercoordinadas... aparte del tema que es de lo mejor que ha caído en manos de la chulaza de caderas y piernas superlativas.
      Y cómo está ella por dios!! Me da morbo hasta a mí!! jajajaja
      ná más que por eso os enlazo el video, que lo conocemos de sobra pero para que podáis refrescarlo y ver los paralelismos. All the single ladies

      Del moonwalker de Jackson no pongo nada porque no hace falta, pero él mismo reconocía donde estaban sus fuentes.
      Pero donde se ponga la señora Verdon... que se quiten las demás. El All that jazz no estaba ella físicamente, pero la suplantaba una actriz que me subyuga aunque no la he vuelto a ver en nada más, Leland Palmer, un perfecto alter ego para la musa del coreógrafo, que en la peli se calzaba los zapatos de Roy Scheider.
      ¿organizamos un pase privado y la revisionamos? Sí... como si fuera tan fácil...
      En todas las pelis que aparecía ponía luz `por muy corto o secundario que fuese su rol, pero en Cocoon no puede estar más divina, bailando y flirteando con Don Ameche.
      Abraços, besinhos, achuchonhes y a ver si sigue la racha de comentar!!!
      Aaaafú... pero ahora con el el carnaval...

      Eliminar
    2. Por cierto ¿tú ere la que yo te conozco a ti?

      Eliminar
  12. hay un documental sobre bob fosse en el que aparece su espòsa hablando de él y aparecen algunas de las imágenes que has puesto esta semana. Es alucinante la coordinación que tuvieron en la vida y en la escena, os lo recomiendo.
    lo que dice Paula sobre el copiazo del baile de beyonce es totalmente cierto, está basado en las coreos de estos genios, sobre todo en el mexican breakfast. pincharlo en youtube y vereis que morro le echan las chicas, y pasando de aclararlo en créditos ni nada!
    un post d p m como todos
    Saludos de Santi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii, yo lo tenía en vídeo, lo grabé de la 2 hace mil años y ahora no sé ni donde lo tengo, pero me encantaba!!
      Más arriba he puesto el enlace de las single ladies, que sí, que se parece mucho, pero mientras más lo ves más ves las diferencias, afortunadamente! Sinceramente no creo que se trate de un plagio tan claro! Más bien una inspiración hecha con mucha gracia, las cosas como son!
      Mucha(s) gracia(s) Santi!! Un abrazo

      Eliminar
  13. Gracias Angel. Por esto y por lo otro, y por lo de más allá. Ella es Chicago.
    La Bebe, una borde... lo siento, pero esa fué mi experiencia. Ni fotos... Ni que fuera de cera... Ah, que
    si que lo es!
    Eso Angel, que ya sabes lo que te digo... de las antiguedades, pero en este caso... Chapeau!
    Que Chicago no seria lo que es si tu idolatrada Gwen (y cia), lo reconozco.
    Un beso.
    Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gracia la que tú y mi Gwen me hacéis!! Ella es Chicago, y Nueva York, y Utrera si se lo propone!! A razón de como coquetea con el flamenco en el vídeo del Cool hand Luke...
      Oye, hay que ver la inquina que le tienes a la pobre Bebe, que es una de sus herederas más directas!! La verdad -y lo reconozco- es que no tiene ni la simpatía natural de la Verdon ni el genio de la Reinking, aunque esté muy cerca, pero Neuwirth es una de las pocas que aún pisan el escenario con el poderío de las grandes divas de entonces. Pero no le gustan las fotos en el stage door, qué le va a hacer la pobre??? "Sorry, I don´t feel comfortable with pictures" le dijo en tó mi cara a una pobre adolescente a la salida de Chicago. A la chiquilla se le quedó una carita... Menos mal que ni se me ocurrió preguntarle!!
      Una mijita de "mala follá" si que tiene ¿no? jajajajaja "
      Besos guapo!

      Eliminar
  14. Por cierto, y para no perder las buenas costumbres! Bienvenido Francisco Herrero! Nuestro seguidor número 106! Gracias por unirte a la pandilla de musicaleros empedernidos!!
    Willkommen, bienvenue, wellcome!!!

    ResponderEliminar