Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 10 de marzo de 2011

Qué fue primero? (de Broadway a Hollywood)






O de Hollywood a Broadway…

Desde el comienzo de la historia del cine, cientos de películas (musicales y no musicales) han encontrado en el teatro su inspiración. En cuanto se estrenaba una nueva obra, y dependiendo de su éxito o fracaso, ya había algún productor pujando por los derechos para trasladarla a un nuevo formato. Ideas, argumentos e historias que rápidamente volaban de costa a costa (del este, en Nueva York, al oeste, California). Así también cientos de dramaturgos, libretistas y músicos tuvieron que hacer con frecuencia la misma travesía, solicitados por los grandes estudios para revisar, adaptar y supervisar las versiones cinematográficas de los éxitos de Broadway. Los Gershwin, Berlin, Porter…pero también los O´Neill, Williams o Miller hacían sus maletas atraídos por suculentos contratos de los grandes estudios.
Pero esta influencia también se ha movido en la dirección opuesta, cuando los productores de Broadway, los que tenían que invertir hasta las pestañas para sacar adelante una pieza, se aseguraban de que antes hubiera triunfado en la pantalla, para luego llevarla –después de pulirla y adaptarla- a los escenarios de la Gran Manzana (y en muchas ocasiones ser otra vez convertidos en nuevas películas…uff, a veces en una espiral sin fin).
De modo que en ocasiones ni siquiera podemos recordar qué fue primero…
Precisamente hoy nos ocupamos de uno de estos casos, el de la adaptación de una película mítica –tal vez una de las mejores comedias de la historia- a un musical nuevo.    
Escrita y dirigida por Billy Wilder, con música de Adoph Deustch e interpretada por Jack Lemmon y Shirley MacLaine, El Apartamento es –al menos para la redacción de este blog- la comedia más hermosa que se ha escrito nunca, con unos diálogos impagables, una fotografía impecable y una historia de amor entre perdedores que define a la perfección el significado del térnimo 
“agridulce”. En resumen: superb!
Y entonces ¿quién se atreve a tocar este material? ¿Qué valor hay que tener para convertir su chispa y su melancolía en una pieza musical?  En 1968 –ocho años después del estreno de la cinta- con libreto de Neil Simon, letras de Hal David y música de Burt Bacharach (no es mal trío, no) abrió en Broadway
“Promises, promises”, con tal éxito que consiguió lo que no muchas adaptaciones logran, despegarse del original y hallar una vida propia, una propia personalidad.
Con una estética cincuentera a lo “Mad Men”, unos protagonistas de excepción como Kristin Chenoweth o Sean Hayes, excelentes coreografías, escenografía, vestuario…se reestrenó el año pasado en Nueva York, y para los que tuvimos el privilegio de comprobarlo in situ, la obra aún permanece fresca, alegre, triste, divertida, romántica y lo más importante…original,  a pesar de haberse atrevido a "profanar" una absoluta obra maestra.

IMPORTANTE: subir el volumen de los videos de muestra, merece la pena!        









17 comentarios:

  1. Lo siento, pero esta vez seré yo el primero en comentar, porque le tengo que dedicar esta entrada a mi amiga del alma, junto a quien voy codo con codo, viaje con viaje (cerveza con cerveza) y...sobre todo, butaca con butaca. Por los buenos ratos que hemos pasado juntos (y los que vendrán), por la ruina que tenemos encima con esta afición nuestra(con lo barato que tiene que salir coleccionar sellos) y por lo mucho que nos emocionamos viendo este musicalazo (ah, y pa que no se me enceleee)
    Besos Consolación, here´s to you!

    ResponderEliminar
  2. Consolación ahora no te puedes quejar, que mira que cosas más preciosas te dice tu Ángel...

    Me parece una entrada muy apropiada, sobre todo para mi, porque estoy oyendo en spotify el musical Sunset Boulevard, aunque creo que en ese caso sería primero la película ¿no?

    Muy bueno el video de los premios TONY, ese cuerpo de baile con las perchas y las sillas giratorias, merece unos minutos de atención.

    La voz de Kristin Chenoweth está francamente bien. Creo que decir algo más es redundar en lo mismo.

    ResponderEliminar
  3. Ay, ay, ay, esa es una flecha directa al corazón...se me han saltado las lágrimas, primero por tus palabras (prometo no volver a reñirte nunca más...promises, promises) y segundo, por los buenos recuerdos que me trae el musical.

    Es un espectáculo soberbio. La película es maravillosa, es una comedia completísima y los actores son fantásticos. El musical también es grandioso.

    Se te ha olvidado decir que no sólo lo vimos una vez...sino que repetimos dos veces. Nosotros tenemos la bonita tradición de repetir un musical el último día de estancia en la ciudad...y este año tocó éste.

    El musical es maravilloso. Qué divertido y qué entrañable, como la vida misma. Lleno de pasiones, ilusiones, fracasos, decepciones, esperanzas, sueños...yo creo que es un canto a la vida.

    Los actores geniales. Cristine tiene una máquina en la garganta. Qué voz tan melodiosa y dulce y qué técnica vocal. Qué frío pasamos esperándola en la "stage door", pero mereció la pena...pequeñita pero muy linda. Sean Hayes es un descubrimiento...que capacidad para emocionar con la comedia...con lo difícil que eso, y que bien canta. Además es simpatiquísimo. Otra genialidad es Helen Hayes (es así Ángel?). tiene un papel pequeñito pero es desternillante...cinco minutos en el escenario y un tony en al chimenea de su casa.

    La música, las canciones, la coreografía, el vestuario...WONDERFUL!!!

    Ángel, I LOVE YOU SO MUCH!!!

    KISSES,

    La Conso

    ResponderEliminar
  4. Oiii, Love Story!!!
    Menos mal que de esta peli no hicieron musical, Na' mas eschuchar la cancioncita principal ya ronca uno, o hasta se corta uno las venas je,je,je.

    Oye, por cierto, estaré atento para cuando le toque el turno a otra 'estori', west side para más señas, que esa es de las mías...

    ResponderEliminar
  5. Helen Hayes??? La actriz de teatro y cine que murió hace unos 20 años???
    Te lo voy a perdonar por los 8 cursos que estás teniendo más los viajes sin fin... La actriz que hace el desternillante papel de la chica del bar es Katie Finneran, y es verdad, en cinco minutos pone al teatro literalmente en pie. Es total, con su chaqueta de pluma de búho... Me alegro de que te guste la entrada cariño!

    ResponderEliminar
  6. Cuenta con ello Jaime, también es uno de mis favoritos...pero el que he colocao esta semana tampoco está mal ¿eh?

    ResponderEliminar
  7. Uy...¿en qué estaría pensando yo?...como Helen Hayes me voy a quedar yo cuando termine esta primavera sin fin...lo bueno es que tendré dinerito para más musicales.

    Besos,

    La Conso

    ResponderEliminar
  8. uffff... la cosa se va complicando... y dejar comentarios a la altura de lo que leo, resulta inversamente proporcional a mis conocimientos en la materia...

    Solo puedo leer... y aprender cual (Bob)Esponja jajajaja....

    ResponderEliminar
  9. Para estar a la altura de este blog y de lo que en él se enseña hay que estar muy muy alto... no obstante, como quiero que Ángel sepa que le sigo de cerca a pesar de mi embarbasque personal, aporto mi granito a este homenaje a las versiones versionadas.

    Harán algún musical de Abajo el amor?

    ResponderEliminar
  10. A la altura...¿a qué altura? No sabéis la alegría que me da veros por aquí, así que dejaros de tonterías los dos (cuidao la casualidad de vuestros comentarios)y seguirme diciendo o preguntando o saludando...hola buenas tardes! que yo ya con eso me conformo. Y si os gusta lo que publico mucho mejor, total, es un ratillo de ná a la semana!! Besos a los 2

    ResponderEliminar
  11. Ah, y ojalá hagan alguna vez Down with love! La película me encantó y de sobra da para un musical...te la ha recordado la estética de Promises ¿no?

    ResponderEliminar
  12. Anónimo14/3/11 8:59

    Angel: me encanta todo lo que subes, el musical por lo que he visto debe ser una maravilla, si además es fiel a la película....., Hay que reconocer que en este tema estamos a años luz de los americanos. En cuanto a la peli, la he tenido en video, en dvd y ahora en disco duro, esto indica la admiración que le tengo. Sigue subiendo cositas que me alegra el día. Besos, Puri

    ResponderEliminar
  13. Angel, mis felicitaciones por tu Empresa y decirte porqué no traspasas algún texto de estos al foro de Cine. Estamos dispuestos a crearte un espacio. Quiero presumir de amigo...!!!!!
    Besotes y abrazos muy fuertes.
    Soy Sanseeee

    ResponderEliminar
  14. Mil gracias Puri!! No sabes lo que me alegra que te guste. La verdad es que el musical está muy bien, y siendo muy diferente mantiene esa mezcla de diversión y melancolía con la que te deja la película. Y bueno, los temazos que luego hicieron populares Dionne Warwick (I say a little pray for you) o la mismísima Barbra Streisand (A house is not a home) entre otros... de lo mejorcito de Burt Bacharach. Vamos, un auténtico lujo!

    ResponderEliminar
  15. Hombre Manuel!!! Me alegro de verte por aquí. Claro que había pensado enlazar este humilde blog con el magnífico foro de cine clásico, si uds. me lo permiten. Gracias amigo, hablamos.

    ResponderEliminar
  16. Angelito, no es Cine Clásico. Así no encuentro tu registro. Es: Cine Club Clásico. Y Ya te he dicho, espacio para ti solito.

    Sigo sin aclararme con todo este lío en Face.
    Besotes
    Manuel, Manolo o Manolín... me da igual

    ResponderEliminar