Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 1 de diciembre de 2011

Music & lyrics


Rodgers and Hammerstein (Something wonderful)

Los caminos de Richard y Oscar se cruzaron a principios de los años 40, en el momento exacto en que el teatro y el cine más lo estaban necesitando. Ni en Hollywood ni en Broadway las cosas habrían sido lo mismo sin la presencia de estos dos genios de la composición. Some enchanted evening, If I loved you, My favorite things, Oh what a beautiful morning, You´ll never walk alone, Something wonderful... pensar en las canciones que escribieron juntos es pensar en la memoria sentimental de América y de una gran parte del resto del mundo. Es la música y la letra de nuestros recuerdos, de nuestros sueños.
Mucho antes de ese afortunado encuentro, las carreras de esos dos prolíficos autores ya tenían vida propia y éxitos propios. Oscar Hammerstein II (1895-1960) puso la letra a uno de los musicales más emblemáticos de la historia, Show Boat. Para muchos el primer musical, en orden y también en importancia. Con música de Jerome Kern, esta monumental epopeya americana abrió una senda en la que el elemento dramático quedaría para siempre subrayado por canciones integradas de lleno en la acción. Esto que hoy es habitual, entonces supuso una novedad, cuando aún las canciones actuaban como meros interludios entre las situaciones cómicas o dramáticas de los espectáculos. Esa fue la marca del maestro, empastar como nadie hasta entonces los diálogos, el contexto, el estado de ánimo de los personajes y su carácter, con las letras de los temas que siempre harían avanzar la acción, nunca detenerla.
Richard Charles Rodgers (1902-1979) por su parte ya llevaba años componiendo standards imprescindibles con su amigo del alma y colega de universidad Lorenz Hart. Larry y Richard, o lo que es lo mismo, letra y música. La marca Rodgers and Hart creó obras maestras del género como On your toes, Babes in arms o Pal Joey, entre muchas más. Y si hablamos de las baladas que salieron de esta factoría... Blue moon, My funny Valentine, Manhattan, My romance, Bewitched, Isn´t it romantic?
Cuando Larry Hart murió en 1943 -tras años de luchar con la depresión y el alcoholismo- este perfecto tándem se rompió para siempre y la música se quedó si letra. Nada que decir.
Y entonces se obró el milagro. Algo que no suele ocurrir casi nunca, sucedió dos veces en la vida de la misma persona. Ese mismo año comenzó a colaborar con el sobrino de un afamado compositor con el que compartía el nombre -y propietario del Manhattan Opera House, todo un personaje en el mundo del show business- y produjeron el primero de una larga lista de éxitos juntos. Oklahoma! es otro hito en la historia del teatro. Si Show Boat logró integrar la música en la narración, este musical no solo consiguió hacerlo con las canciones, sino también con el baile. Todo lo que sucede sobre las tablas, toda la expresión vocal, gestual y física de los actores con un solo propósito: contar una historia. Él magnífico trabajo de Agnes De Mille con la coreografía ayudó al triunfo de esta pieza clave en el imaginario colectivo estadounidense. Oklahoma! es más que un musical, es un himno, un canto de amor a la patria en el que la tradición y el folclore se incorporan por derecho al mundo del espectáculo. El cinemascope estaba de estreno y Fred Zinnemann la llevó a la pantalla en los años cincuenta, justo en el momento en que el cine musical estaba necesitando un nuevo impulso comercial.
Sus siguientes éxitos juntos también se convirtieron en famosísimas películas. Carousel, The King and I, South Pacific y The Sound of Music se encuentran entre las obras más representadas en la historia del teatro y las películas más vistas y aplaudidas jamás.
No importa que el tema fuera tan escabroso como la violencia machista, tan grandilocuente como la monarquía siamesa, tan controvertido como la II Guerra Mundial o tan cursi como una novicia cantando por valles y prados, no había trama que se resistiera al talento de esta pareja. Hay pocas obras en las que las melodías y las palabras estén tan aferradas entre sí, y al mismo tiempo tan fundidas al libreto. Una de sus canciones más populares "Do, Re, Mi" lo explica por sí misma. Las notas del pentagrama no son nada si no se unen a una idea. Así las palabras son el alma de la música y viceversa.  "When you know the notes to sing, you can sing most anything..."
Tras un rosario de éxitos encadenados (aunque también hubo algún que otro patinazo como Allegro, Me and Juliet o Pipe Dream...) y todos los premios imaginables -incluido el Pulitzer- Richard Rodgers volvió a quedarse solo cuando en 1960 su compañero se marchó para siempre. Una única obra escrita en los diecinueve años que le sobrevivió -No Strings- y aunque en realidad es una delicia, ni de lejos logró la aceptación que tuvieron sus anteriores trabajos. ¿Por qué? La creatividad también se desgasta y la edad no perdona... pero tal vez las notas que se deslizaban por la partitura del autor también se habían quedado huérfanas. Igual que todos a los que sus melodías nos hicieron soñar alguna vez, los que solo podemos recordar "algunas de nuestras cosas favoritas" con el sonido de esa maravillosa música.



 







34 comentarios:

  1. Ya estamos en Diciembre. Y ¿qué es un mes de diciembre sin un buen musical de R&H? Como se acerca la navidad con todas sus sonrisas y todas sus lágrimas, vamos a ir entrando en ambiente.
    Qué difícil decidirme por tres vídeos entre las maravillas que hay por ahí de estos dos genios... Pero he recurrido a los temas de obligada referencia.
    Oklahoma! en la magnífica producción del National Theatre de Londres, de finales de los 90. Hugh Jackman se nos vuelve a colar en éste que es su blog. Por derecho. Pa mi Conso, pa cuando deje de andar un ratito.
    En el segundo una producción "Encores" -es decir, leyendo la obra con orquestaza de fondo y solistas de excepción pero sin vestuario ni nada- de South Pacific con Brian Stokes Mitchel cantando Some enchanted evening a una Reba McIntire con los pelos de punta, literalmente. Es que ella es country, la pobre.
    Y finalmente una rareza que me encantó encontrar. Se trata de la maravillosa Shirley Jones cantando lo que ella habría querido cantar correteando la pradera austriaca. The Sound of Music. Es un homenaje televisivo a Broadway con números de distintos shows. Ella que había hecho Oklahoma y Carousel se quedó con las ganas de llevar este musicalón a la pantalla. Julie se lo quitó la joía.
    Pero como canta este clásico ¿no? Debe ser muy por el final de los cincuenta...
    Espero que disfrutéis y no os empalaguéis!!

    ResponderEliminar
  2. Con mi subjetividad como bandera, la página más bella, emotiva, íntima, nostálgica, de todas las hasta ahora publicadas en el blog. En ella se resume mi infancia, mi casa, mi familia, los ausentes, los veranos, los sueños, mis cosas favoritas, la banda sonora de mi paraíso perdido)
    Hoy no te digo que me guste la entrada. Hoy te doy las gracias por ella. Y otra vez ya viene el DO. Ismael

    ResponderEliminar
  3. No sabes lo que me alegras con lo que me dices! Creo que a los dos nos resulta difícil ser objetivos cuando se trata de la memoria sentimental de nuestra infancia. Pero llegar estas fechas para mí es recordar a mi familia sentados al calor del brasero (con mucho olor a alhucema) viendo el comienzo de Sonrisas y lágrimas. Cada navidad, como siempre. Esas torres bulbosas y esos vistas de Salzburgo mientras suena la magnífica introducción.
    Mamaaa, que ha empezado la película!!!
    La vida entera por delante como la obertura de un maravilloso musical, cuando todo lo mejor está por venir.
    Gracias a ti por leerme!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/12/11 2:23

    En esta te ha superado, Ángel. ¡Cuántos buenos momentos me han hecho pasar estos dos (tres) genios! ¡Cuantas canciones deliciosas! Desde el principio de Oklahoma a la madre superiora cantando "Climb every mountain" De la maravillosa "bewitched, botheres and bewilded" a la cursi pero adorable "sixteen going on seventeen". Pero si hay una que me salta las lágrimas una y otra vez cada vez que la escucho es sin duda "Something wonderful", no solo la melodía tan hermosa, sino sobre todo el ejercicio de tolerancia y comprensión que supone la letra. Recuerdo hace años cuando ví en el Palladium de Londres a Elaine Page en "The king and I". Gracias por este post prenavideño.
    Fernando Mendoza.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Ángel!

    Recibo puntualmente las notificaciones de nuevas entradas en tu blog, que sigo con atención.
    Y a estas alturas quiero felicitarte una vez más por tu labor y por el rigor que pones en ello.
    Una labor conjunta de entretenimiento y divulgación que hace feliz a mucha gente, estoy seguro.
    Todas las entradas son muy interesantes y se adivina en ellas un enorme amor y conocimiento del género.
    Celebro mucho que "La calle 42" contribuyera en su momento a esa afición.

    Mi enhorabuena, pues, por todo ello. Y un abrazo de ánimo para seguir adelante.

    Con mi mejor y más cordial saludo,

    José María Pou

    ResponderEliminar
  6. Aún no he visto los videos, son más de las diez y media y aún no he ido al juzgado, pero sólo con el texto tengo que expresar mi alegría. Me sé de memoria Sonriylagri, que es como mis niñas llaman a la película, y la verdad es que la piedra angular son las canciones, sin ellas ¿quién se tragaría a la monja enamorada del capitán de la armada austrohúngara y a la niñata bailando en el invernadero con un soldado de las juventudes hitlerianas?.
    Tampoco me he resisitido a escribir para poer ver mi nombre al lado del del maestro Pou, si usted lo lee, que sepa que Calle 42 también me tuvo enganchada a la radio durante noches.
    Cuando vea los videos, y estoy deseando de abrir el de HJ,vuelvo a comentar.
    Realemente, este blog es one of my favoutite things.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por tus palabras de apoyo José María!! De verdad es una alegría y un honor para mí que me sigas. Esto es algo que hago simplemente por placer, y es un gran estímulo para mí saber que me leen personas que significan tanto para el mundo del espectáculo como tú.
    Ya te dije que soy de los muchos "huérfanos" de La Calle 42, los que aún añoramos aquellas noches de sábado al calor de las palabras de Concha y tuyas. Soy de los que se siguen poniendo "de rodillas" cuando se menciona el nombre de Sondheim en mi presencia.
    Y además sigo tu carrera como actor y director, que considero de una coherencia ejemplar. Por cierto, mucha su... perdón, "mucha mierda" con el montaje de "La otra habitación" que estás preparando. Menudo reparto ¿no?
    Ya sabes que tienes un amigo en Sevilla para lo que quieras. Cuando vengáis con la obra nueva espero poder saludarte personalmente.
    Un abrazo y gracias otra vez
    Ángel

    ResponderEliminar
  8. ¡Olé! Ya con las felicitaciones de José María Pou ("de rodillas") entras en el Olimpo. Enhorabuena por ello.
    Otra cosa: menos mal que "Sonrisas y lágrimas" no la interpretó en cine Shirley Jones. La única pega que puede tener esa "obra de arte fílmica" (algunos pensarán que exagero) es que los conceptos "sensiblería" y "cursilería" se mueven por el filo de la navaja musical (algo que caracteriza la obra de esta maravillosa "pareja" de autores. Y es gracias a la interpretación de las canciones por Julie Andrews en un tono más "moderno" (y menos "opereta" a lo Jeanette McDonald) como se consigue que se bordee el "ridículo" para entrar en lo "sublime". Si esto lo llega a cantar Shirley Jones en plan el clip de la entrada, juro que me salgo del cine. El video es curioso, no lo dudo, la interpretación potente, pero, por Dios, está irreconocible, con ese moño, y canta con un engolamiento y una afectación que, a no ser que se sea muy forofo del tema como lo somos los aquí presentes, del cine hubieran huido los espectadores nada más escucharla cantando así y girando girando entre las montañas nevadas. ISMAEL

    ResponderEliminar
  9. Hola Fernando!! Qué bien qué te guste! Pero a los que somos de esta generación es que nos han marcado mucho estas melodías y estas películas ¿verdad?
    Qué suerte haber visto a la Paige en The King, yo vi a Donna Murphy haciéndolo en Broadway y me maravilló. Qué papel, y qué canciones!!
    Something wonderful también me encanta. Lo que sucede es que no encontré un buen video de este tema, pero verdad que es maravillosa la música y muy especialmente la letra.
    Un abrazo fuerte y a ver si nos vemos!!

    ResponderEliminar
  10. Hello Isaaaa!!! Te voy a dar la bienvenida como a Dolly Levy bajando las escaleras del Harmonia Garden!!
    En cuanto veas los videos espero que nos digas, que nos tenías mu abandonaos. Aunque sea para poner a bajar de un burro a quien sea!! jajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Me encanta Roger, me encanta Hamerstein pero lo que más me gusta de todo son tus páginas y la forma tan emocionante que tienes de contar estas historias de los musicales y sus autores.
    Preciosa la voz de la chica que canta sonrisas y lágrimas, una de mis películas favoritas.
    yun abrazo
    Ana C.

    ResponderEliminar
  12. "Yo que soy un cursi, tengo que manifestar mi éxtasis ante la música de "The sound of music"... ya sé que el tema es pasteloso pero las canciones son una pasada... sobre todo "Las cosas que me gustan", la he escuchado en multitud de versiones y todas me gustan. En una filmoteca ví "Showboat" y la Divina Ava Lavinia Gardner se convirtión en mi icono y mito para siempre. Las demás obras, lo siento, las desconozco... no se puede ser perfecto. :P"
    Jerónimo

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo contigo Ismael! La Jones es mu triste y mu rancia. Canta para morirse, a las pruebas me remito, pero le faltaba todo el carisma que le sobraba a Julie. Ese es uno de los personajes en los que o te luces o más vale que te pierdas, muy al límite del bien y del mal...
    La chica que lo hace en la producción española suena muy bien en cuanto a voz -traducciones aparte- pero habrá que verla actuar. Yo desde luego iré a verlo si tengo ocasión, para qué mentir. Pero sospecho que me llevaré una "inrritación", como dicen en mi pueblo. Aunque con la mano de mi amigo y "seguidor" Azpilicueta tenemos una buena garantía... habrá que ver.

    ResponderEliminar
  14. Ay! ese Hugh y ahora haciendo películas de robots... Menos mal que nos quedan sus conciertos en Broadway y la esperanza de que algún día nos sorprenda rodando Sunset Boulevard. Él hace que esta "parejita" tan peculiar de compositores, un poco cursis para mi gusto, suenen más... quiero decir, menos cursis... lo siento, es que tanta antigüedad...
    se que gracias a ellos los musicales están vivos... pero hay cada canción repipi... que no me lo podréis negar!.
    Besos.
    Luis.

    ResponderEliminar
  15. Ay qué le gusta una polémica a mi amigo Luis!!!
    Vamos a ver, que a mí también me gusta Wicked y Rent, de hecho ya los he tradado en este blog (al primero le dediqué ni primer Standing ovation!) pero no me puedes negar que al final hay que rendirse ante los clásicos.
    Hoy se hacen montajazos impresionantes, hay ideas argumentales fantásticas y arriesgadas... pero en cuanto a la composición...uff, para qué vamos a comparar. El día que nos falte el Maestro ante el que nos arrodillamos y la fea de la Gran Bretaña, ya me dirás qué otra referencia en la composición dará nuestro tiempo.
    Un poquito cursi si quieres -Sound of music, South pacific- pero también pueden llegar a ser tan fuertes y oscuros como para engendrar un Carousel o un Allegro. Anda, póntelos un ratito.

    Oye y mucho Jackman mucho Jackman pero ¿qué me dices de Brian Stokes eh? Ya le voy a estar dedicando un who is who.

    Así que ya sabes: por mi Rodgers y mi Hammerstein maaatoo!!! jajaja

    ResponderEliminar
  16. Querido:

    ¡Qué artículo tan interesante a la par que enjundioso! Gracias mil!
    Y el vídeo de Oklahoma no tiene precio (imagina la cara de nuestra Conso viendo a su Hugh). El sonido de escándalo pero creo que no le estoy dando bien al botón porque me sale la imagen como a trompicones, ¿tiene esto solución?

    abracito,
    lucina.

    ResponderEliminar
  17. Querido Angel, quiero que todo el mundo sepa que soy un fiel seguidor desde tus inicios y que idolatro tu amistad y tu saber. No he puesto antes un comentario porque no sabía (glub!). Me encanta esta entrada y todas las anteriores.Es más, todas las que vengan después!.Pero esta, especialmente, me gusta mucho porque casi todas las canciones de R & H han estado muy presentes en las versiones que los músicos de jazz han hecho de ellas. Sus baladas, mis preferidas, son inmortales. Las interpretaciones del clásico My Funny Valentine por Keith Jarret ó por Chet Baker son magistrales. Bueno, que a partir de ahora me tendrás en tus comentarios.Besos

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias Ana!! Sonrisas y lágrimas... ¿qué título no? The sound of music no tenía mucho sentido aquí, y sin embargo reír y llorar es lo que más nos gusta hacer en una sala de cine, aunque nos cueste confesarlo.
    Ya va llegando la época de tomarnos unas horitas libres, abrir una caja de bombones (o mantecados en su defecto), desconectar el teléfono y ponernos este peliculón que desde luego es una de nuestras cosas favoritas!!
    Besos para ti

    ResponderEliminar
  19. Jerónimo, a mí también me encanta Show Boat, es más que un musical, un monumento. Lástima que la película se quede a la mitad de la historia original, pero la Gardner está espléndida, no se pude ser más bella en este mundo.

    Luci!! Qué bien verte por aquí!! No sé lo que le ocurre a tu ordenador, pero en el mío los vídeos se ven bien.
    Besos mil, que todavía me relamo recordando esos yogures caseros!!

    ResponderEliminar
  20. Yo también te idolatro una jartá, y tú lo sabes Josemi!!
    Qué bien que te dignes a dejar constancia de tu atención al blog!! Ahora que tienes uno (y qué uno!) sabes la alegría que da ver que te visiten y te digan. Pero sin compromiso ¿en?
    Keith Jarret, Chet Baker -el pobre- y hasta La Terremoto creo que han interpretado este temazo que es My Funny Valentine.
    A mí me pone mucho mucho una de las primeras versiones que oí, la de Sarah Vaughan, impresionante.
    Un abrazo amigo de pulsera y de blog

    ResponderEliminar
  21. Es cierto que siempre he visto ese parecido. Es un honor que me regales la frase: "Las grandes mentes se parecen" - muy parecida a otra de Proust que dice: "Dos de su misma especie se reconocen" . Ya me gustaría a mí tener la sensibilidad e inteligencia de Proust!
    Ay! pero es imposible!
    Abrazos.-

    ResponderEliminar
  22. Bueno, ya he visto los videos, paso a comentar.
    1. La cara que se le habrá quedado a Conso al ver a HJ (santo patrón de este blog, para los no iniciados en el mismo) no es nada para la cara de baba caída que tiene la partenaire.
    Otra cosa del mismo vídeo: la realización. Por momentos parece mismamente una película y no la filmación de un espectáculo teatral: cambios de plano, montaje, ahí se nota el cariño y el respeto hacia el arte escénico también.
    2. Reitero que NO me gustan las lecturas "serias" de los musicales, cuando los disfrazan de óperas, como esta versión concierto. Porque además parece que no cantan igual, se engolan
    3. Sonrisas y Lágrimas. Como dije, me la sé de memoria, se me llegó a olvidar con el paso de los años, pero un día se la compré a las niñas y desde entonces la he visto otras decenas de veces. A ver, bordea lo cursi, cierto, pero es que la versión en español es espantosa, si la vemos en VO mejora bastante. No me refiero sólo a la traducción de las canciones, que no tiene perdón de Dios (Sol, ardiente esfera es, que yo de niña cantaba Sol ardiente esperaré) o la imposible letra en español de The Sound of Music (me refiero a la primera canción, no recuerdo si se titula así) sino también al modo de cantar de los dobladores, que tenían como patrón de excelencia Doña Francisquita.
    Recomiendo la versión del aniversario, que tiene un disco de extras ESPECTACULAR; incluida una entrevista con los niños, que en la actualidad son abogados, vendedoras de termomix... precioso
    Espero ansiosa el post de navidad.

    ResponderEliminar
  23. Isa: yo todavía sigo diciendo "sol ardiente esperaré" igual que cuando voy a misa (muuu de vez en cuando...) me sale "una palabra tuya bastará para sonarme". Parece que lo que aprendemos -bien o mal- de niños, al menos para mí, se queda para siempre!
    ¿No te gusta Brian Stokes Mitchel? Qué malaje! Eso es un "encores" de South Pacific de hace unos años. Él no se engola para nada, es que canta así, es su timbre y su voz. Y con ese vozarrón ha hecho Man of la Mancha, Kiss me Kate, Ragtime o más recientemente Women on the verge of a nervous breakdown (hacía de Iván/Fernando Guillén).

    Creo que te van a gustar los post navideños (y a tus hijas más), tan propios como una caja de alfajores

    ResponderEliminar
  24. Bueno, entre montañas de papeles que me ahogan y no me dejan ver más allá de la siguiente, he encontrado un merecido descanso que le dedico a mi gurú favorito de los musicales, que me va guiando por este maravilloso mundo.

    No conocía para nada a estos músicos, les auguro un trabajo con Inteligencias múltiples en mis clases, no se por qué, pero lo estoy viendo ya... Los vídeos son muy buenos, las voces espectaculares, aunque me quedo especialmente con el primero por el conjunto vocal, que me ha parecido un coro magnífico, con las voces maravillosas, empastadas (creo que se dice así), los agudos muy buenos.

    También me ha parecido muy interesante Brian Stokes del que ya conocía algo, con una voz estupenda, aunque su partenaire tiene la mirada distraída, a parte de los pelos de punta.

    Del tercer vídeo me ha encantado la estética tan sesentera. ¿Es un vídeo original de la época o una producción posterior?

    Ahora más que nunca, estética navideña, luces por las calles, ingestas masivas de calorías innecesarias... tengo que decirte que realmente nos has conquistado ( no se cuantas veces ya)

    ResponderEliminar
  25. A ver, no sé si lo que me retrae es la puesta en escena, ese aspecto de concierto, mira, le dedicas un who's who que yo lo vea en su salsa y te cuento.
    otra propuesta ¿qué tal My funny Valentine para el Play it again? hay versiones maravillosas, por lo que decís, aunque yo esta canción la descubrí hace poco, en la peli de El Talento de Ripley.
    Espero el post navideño

    ResponderEliminar
  26. Tomo nota de tu sugerencia Isa. Pero no puedo creer que hasta Ripley no conocieras este clásico que lo ha versionado hasta el Fary!! ¿Tan joven eres?

    Fernando, el video por el que me preguntas es de un programa de televisión homenaje a los grandes temas de Broadway. Finales de los cincuenta o principios de los sesenta. Vamos, que el que escribe estaba a punto ya de venir a este joío mundo. Ella es divina, no? Shirley Jones, una estrella de las versiones en cine de los musicales de R & H. Oklaho,a, Carousel... También es la prota de una película/musical maravilloso The music man. No puedo creer que aún no le haya dedicado espacio aquí.

    ResponderEliminar
  27. Bueno...Conso´s back!!!...Qué todavía no váis a heredar nada eh!!! Aparte de andar, de la dieta, de los pastillones de hierro pa la anemia, de la falta de tabaco y alcohol, todavía carburo y me emociono con estas entradas tan maravillosas.

    Qué nivelazo tiene el blog...da casi un poquito de reparo escribir después de gente tan espléndida como José María Pou y de seguidores tan cultos y entusiastas como los que tienes.

    La entrada es maravillosa...como siempre...pero en este caso, supongo que los que tenemos la misma edad, nos supone un recuerdo de la infancia, esas tardes de sábado a la copita viendo la peli, con tu abuela protestando porque otra vez empiezan a cantar...y encima en un idioma extranjero, ¿qué os voy a contar? Son los musicales de toda una vida que yo volví a disfrutar cuando me aficioné definitivamente a este género...gracias a nuestro maestro de ceremonias.

    Los videos me han encantado. Los dos primeros los tengo y los he visto miles de veces...pero como dice Isa, se me sigue cayendo la baba cada vez que veo a Hugh...ay, espero llegar al 1 de diciembre con las fuerzas sufucientes pa no desmayarme en medio del teatro!!! A Brian Stokes Mitchell no se le pueden poner pegas de ningún tipo, a pesar de la vaquera que le han puesto a su lado, qué maravillosa voz, qué potencia, es una delicia escucharle en cualquier circunstancia. El video de Shirley Jones es agradable y no me parece tan cursi...ahora...lo que ha cambiado la joía...yo la ví haciendo la Calle 42 en New York en el 2004 y parecía una boya de la Caleta.

    Besitos a todos.

    Conso

    ResponderEliminar
  28. ¿El 1 de diciembre Consolación? Céntrate anda!! Que entre tanto paseo y tanta analítica no estás en lo que estás. La verdad es que ya te queda muy poco para estar sentada frente a tu ídolo, tu amor platónico, bueno y el de muchísimos más. Prepárate para hacer una crónica detallada en Stage door del concierto ¿eh? Ese te toca a ti. Yo me encargaré de los demás.
    Oye ¿a Shirley Jones viste tú en 42ns St? No lo recordaba. ¿Qué fuerte no?
    Desde luego las hay que mueren matando!!
    Besos y no te pierdas tanto!!!

    ResponderEliminar
  29. Cómo no te ibas a dar cuenta del error!!! Tal como venía para el trabajo (porque algunos trabajamos...) me dí cuenta que afortunadamente el 1 de diciembre lo había pasado sin contratiempos. Me refería al 1 de enero...y esa crónica está garantizada si no me da un infarto del subidón... aunque el colesterol lo voy mejorando.
    ¿No te acordabas de lo de la Jones? Mu fuerte...cantando como en los momentos finales de la gran Juanita Reina...engollipá to el tiempo.

    Besos

    Conso

    ResponderEliminar
  30. No se puede tenr más arte, meter a Juana Reina en un post sobre R&H.
    Hablando de Juana, anoche estuvimos en el teatro, unos irán a One Night with Hugh Jackman pero yo anoche vi One Night with Miguel Poveda. Se cantó una versión por bulerías de La Ruiseñora que estoy esperando a que cualquiera de los piratas que tenían el Iphone grabando a todo tren me lo suba al YOutube para compartirlo con ustedes.

    ResponderEliminar
  31. Anda que no te pierdes una!!! Qué bueno, qué pedazo de artista.
    Oye, no me acordé de decirte el otro día que existe un musical titulado Jane Eyre del año 2000 con música y letra de Paul Gordon. Y por lo que vi aquel año en los Tonys no tenía mala pinta.
    Para los que no sepan a qué viene esto, es que fuimos juntos a ver la última versión de este novelón y salimos encantados (en especial con el inconmensurable Michael Fassbender!!). Corred a verla YA!!

    ResponderEliminar
  32. ay, Ángel, otra vez Hugh Jackman, creo que tiro pa Oklahoma a ver si me encuentro por allí, jejeje. Gracias por poner estas cositas.
    M. Chelo

    ResponderEliminar
  33. ¡Qué bonita es esa Enchanted Evening!!! Yo sí disfruto mucho con las versiones más orquestales si la partitura lo merece, y esta, a fe mía que lo merece porque es una canción maravillosa. Pero prefiero la versión de Bryn Terfel que le pone una pasión al tema que, para mi gusto, falta aquí.
    Y Shirley Jones lo hace muy bien (con esos coros Elena Francis, qué estupendos), me encanta. Ángel, un besazo, el blog es really lovely, Cristina

    ResponderEliminar
  34. Hola Cristina! Qué bien verte por aquí!!
    A mi también me encanta Bryn Terfel cantando por R & H. Grabó un CD que se llama precisamente "Something Wonderful" en el que borda temazos de Carousel (una de las mejores piezas musicales del tándem), Allegro, Me and Julliet y las obligadas Sound of Music, South Pacific etc...
    Aunque a muchos no les guste el musical "operizado" (a mí por lo general tampoco) bien es verdad que las baladas de estos dos genios entran de maravilla por este género.
    Besos y gracias por "entrar"

    ResponderEliminar