Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 13 de junio de 2013

TKTS





Tony´s 2013 (El mayor espectáculo del mundo)

Cada año llega la vuelta al cole, la caída de la hoja, la navidad, los fríos de invierno, el brote del azahar, la pascua, los calores del verano, los caracoles en las terrazas... y los Tony´s. Cada año, no falla, y van 67, que se dice pronto. 67 años de premiados y nominados, de triunfos y fracasos, de comedias y dramas, de musica y baile, de mucho lujo y mucho glamour, de tantas emociones... de espectáculo puro y duro.
Cada año se celebra la fiesta del teatro del mundo mundial -con permiso de los british Olivier- a la vez que se valora la cosecha de la temporada, que no se puede decir que no haya sido más que buena. A pesar de los pesares, que son muchos -sobre todo monetarios-, no se puede decir que la producción teatral norteamericana no continúe liderando la escena internacional, principalmente desde sus templos sagrados de Broadway. Pero una vez más tenemos que reconocer que la nostalgia sigue pesando más que la savia nueva, siendo este un año especialmente pobre en lo que a proyectos musicales nuevos se refiere. Ni Bring it on, ni Kinky Boots, ni A Christmas Story ni Matilda (producto importado del West End) están ni estarán nunca a la altura de The Mistery of Edwin Drood, Rodgers and Hammerstein´s Cinderella, Annie o Pippin. Ojalá me equivoque, pero no lo creo.
Aunque para no ponernos demasiado pesimistas también podemos echar un vistazo a la larga lista de los musicales nominados y premiados desde el principio de los tiempos y comprobar la considerable tanda de obras más que olvidadas (justa o injustamente), malas (pocas) y mediocres (algunas), aparte, claro, del puñado de obras maestras que honran el nombre de tan preciado galardón. Pero no puedo dejar de pensar en que en la primera gala en la que se premió una obra musical -antes el reconocimiento era solo para actores y actrices- allá por el año 1949, la pieza que se llevó el gato al agua se llamaba Kiss me Kate, y el Tony a la partitura original fue para un compositor conocido como Cole Porter. Este año Kinky Boots y Cindy Lauper se llevaron sendos laureles. Sin comentarios.
También se habla de la de 2013 como la gala más negra de la historia de estos premios. Cicely Tyson por The Trip to Bountiful, Billy Porter por Kinky Boots, Patina Miller por Pippin, Courtney B. Vance por Lucky Guy (aparte de una bomba medio ignorada llamada Motown The Musical)... pusieron y dieron la nota de color en una fiesta en la que más allá de la corrección política se ha reconocido la excelencia de unas voces y unas interpretaciones únicas. Se suele decir que si eres negro, gay o judío ya tienes mucho ganado en la carrera hacia la estatuilla de plata, pero artistazos como estos nos demuestran que no todo depende de una cuestión de pigmentación, orientación sexual o religión, si fuera tan fácil...
Este año no ha habido ningún triunfador que se imponga sobre los demás -desde The Book of Mormon no sucede algo así- aunque se considera el show de Lauper el ganador de la fiesta. Esta comedia sobre un tipo que reflota una zapatería convirtiéndola en una fábrica de plataformas para drag queens rebosante de colorines y brilloteo -muy en la linea de Priscilla- se ha hecho un hueco importante en la taquilla desde su reciente estreno. Y eso en Broadway se premia y mucho. Las colas de quinceañeras en el TKTS amenizadas por travestones de impresión -mira que gusta un transformismo en esta ciudad por dios- han ido creciendo ayudadas por el boca a boca (o a oreja, como sea) más que por la popularidad de su autora -¿Cindy who?- a pesar de que hace unos años protagonizara junto a Alan Cumming una excelente versión de The Threepenny Opera en Studio 54, pero de eso ya no se acuerda nadie. Aunque a decir verdad tampoco es que tuviera grandes competidoras. Bring it on, otro producto para teenagers desenfrenados, A Christmas Story, una pequeña y simpática fábula navideña y Matilda, la sorpresa del año, no son precisamente gigantes imbatibles.
Cuatro obras peleando por el Tony al mejor musical de estreno y en ninguna el protagonista tiene más de veintipocos años, es más, dos de ellas tratan de niños de ocho o nueve, y eso sin mencionar a los revivals Annie y Cinderella. ¿Soy yo o es que Broadway se está infantilizando cada vez más? ¿No se está pareciendo peligrosamente a Disneyworld? Hasta una función tan oscura como Pippin se trasforma en un colorista circo para todos los públicos... ¿Cómo están ustedeees? Mal.
Los adultos se tendrán que conformar con obras no musicales este año. Ahí es donde el showbusiness neoyorkino se conserva más fiel a sus principios y menos abocado a los dividendos (también es cierto que sufren bastante menos presión). Que una inteligente sátira sobre Chéjov como Vanya, Sonya, Masha and Spike se haya llevado el Tony a mejor obra teatral, mientras el mejor revival es -una vez más- para Who´s afraid of Virginia Woolf, dice mucho del paladar de los espectadores de la gran ciudad. Que todavía se hagan colas para ver como esa borracha amargada machaca el ego de su pobre esposo dignifica sensiblemente el nivel medio del que se acerca a una taquilla a gastarse sus cuartos. Aunque ayuda mucho que esa historia nos la cuente alguien como Edward Albee, claro.
Estatuillas aparte, la ceremonia siempre es un placer en su contemplación. Hay tanto glamour (alfombras, modelazos, peinados, pajaritas...) como en otras galas, o más si me apuras -es New York!- pero mucho más talento, en serio. Y la dinámica del show siempre es impecable, así como su ritmo, no olvidemos que lo hace gente del teatro, y no hay nadie que conozca mejor la fórmula para agarrarr en un puño la atención del público durante dos horas y media, ¡es lo que hacen ocho veces a la semana!
Neil Patrick Harris vuelve a clavar el tono perfecto del programa conjugando comicidad, emoción, espectáculo y mucho cachondeo a partes iguales. Claro está que el equipo de guionistas que tiene detrás no es moco de pavo, pero su grandeza reside en que todo, absolutamente todo lo que dice o hace parece habérsele ocurrido a él mismo sobre la marcha. El "opening number" en plan Once y su apoteósica evolución, el divertido -y pretendidamente improvisado- número sobre la suerte de meterse en una serie de éxito (junto a Laura Benanti, Megan Hilty y Andrew -Mormon- Rannells) o el electrizante rap del final con una diosa llamada Audra McDonald (aparte del morreo que se pega con Sandy, el perro de Annie), son algunos de los mejores momentos de una fiesta que recupera su grandiosidad regresando al escenario del Radio City Music Hall, de donde nunca debió haber salido.  
Pero para comprobarlo nada como dejar de leer y ponerse a verlo de principio a fin. Así te darás cuenta de que no miento cuando digo que a pesar de los tiempos que acechan al showbusiness, a pesar de que el miedo reinante empequeñece los escenarios del mundo, a pesar de que muchos se empeñan en afirmar que Broadway ya no es lo que era... aún podemos disfrutar, emocionarnos y sorprendernos con el que -al menos para mí- sigue siendo el mayor espectáculo del mundo.    
















19 comentarios:

  1. No se me ocurre mejor manera de felicitar a los Antonios que con una entrada dedicada a su santo patrón, Los Tonys!
    Lástima que los seguidores más avezados (o como dirían mis amigas de Cádiz, más jibias!) ya se conocen la gala de este año al dedillo, cada número, cada chiste, cada discurso, cada modelazo… Pero aún así, y aunque a muchos hoy no les sorprenda en nada mi aporte audiovisual, tengo que rendir tributo a mi fiesta favorita –con permiso de los oscars- seleccionando algunos de los mejors momentos de este año. He de decir, por lo que he visto, que no es la gala más emocionante que recuerdo, ni la más espectacular, pero a los Tonys les pasa como a las películas de Woody Allen, la peor ya puede ser una obra maestra (dejando To Rome with love a un lado, claro).
    El opening number es ágil, sorprendente y divertido a rabiar. Y el host está pa comérselo, igual que en todos los que participa. La broma sobre Los Miserables con el primerísimo plano tiene toda la gracia, y el final con todos los actores de todas las obras abarrotando la platea…
    Seguimos con Pippin, colorista y espectacular al máximo. Y qués cuerpos!!!
    Continuamos con unas adorables Victoria Clark y Laura Osnes en Cinderella. Aunque solo por la música y sus intérpretes mataría por verla, espero que las transformaciones en la función estén mejor resueltas, porque se ven de chapucerillas…
    A Christmas Story tuvo que haber sido precioso, desde luego los chiquillos que lo interpretan están que se salen, pero este vídeo lo he colgado por culpa de una actriz que se prodiga mucho menos de lo que debiera, Caroline O´Connor (Moulin Rouge, De´Lovely). Sensacional!
    Y para no alargarnos más acabamos con un rap que homenajea al teatro, a los actores y a la ciudad que es un enorme escenario en sí. Patrick Harris y Audra McDonald ponen un hermoso, cool y emocionante broche de oro macizo a tan linda gala.
    Esta mujer me tiene robao el sentío!! ¿Aún no habéis escuchado su último cd Go back home? Pa llorar!

    ResponderEliminar
  2. Siempre es un placer leerte y volver a ver los números de la gala (a pesar de que, como señalas, ya los hayamos visto varias veces desde que tuvo lugar). Y es verdad que ha sido una gala más flojita (¿la crisis o que esta edición no contaba con grandísimas obras maestras?), pero flojita y todo, un placer enorme para los amantes del musical (¡qué felicidad ahora que se puede ver la gala casi al instante, y no como antes, que teníamos que esperar a que tu amiga enviara el VHS desde NY, ¿te acuerdas?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Claro que me acuerdo! Qué lío, a veces hasta me tenían que enviar dos cintas porque en una sola no cabía la gala completa... Pero ¿y la ilusión de ir a correos a recogerla y llegar a casa corriendo a comprobar que se viera bien??? Que por cierto algunas veces no era así, por culpa del maldito sistema americano de visionado... Qué tiempos aquellos. Ahora todo es más inmediato, pero te aseguro que aunque la fascinación sigue intacta -al menos para mí- la ilusión no se parece ni de lejos!!
      Ay amigo Ismael... si supieras que muchas de esas viejas cintas descansan ahora en un "punto limpio"... lo repito una y otra vez: STOP THE WORLD, I WANT TO GET OFF!!!

      Eliminar
  3. Pues yo echo de menos esas sesiones en el sofá de tu casa cuando enchufábamos el video y nos dejábamos sorprender, nerviosos...sin saber lo que venía a continuación. Qué tardes tan alucinantes!!! Es cierto que en este mundo global la información es inmediata y le quita un poquito de romanticismo...por lo menos me he esperado a que publicaras la entrada y ver los videos aquí...así que me has alegrado el día después de la insolación en Itálica.

    Decís que la gala ha sido flojita no? Ya quisiéramos nosotros estos números flojitos en España verdad? Los números están bien...es verdad que en Cinderella lo del cambio del vestuario no está muy logrado...se le ven los trapillos por detrás...pero yo muero por escuchar y ver a Laura y Victoria. Lo de Pippin con el circo no sé aunque también lo vería...qué hipocritona soy!!! Me ha encantado Caroline O´Connor...¿dónde se esconde esta mujer? Qué barbaridad!!! Me ha puesto los pelos de punta.

    Qué muy bien todo pero yo quiero verlo completo con un cubatita por delante y esos donuts de colores.

    Besitos

    Conso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que tú echas de menos, el gintonic y el picoteo fino!! jajajaja Pero no te preocupes que lo tendremos. Prometo no ver nada más de la gala para reunirnos "el núcleo duro" una de estas tardes en nuestra residencia de la capital. A ver si te pillo libre, que eso es lo más difícil!!
      Lo de Caroline O´Connor es alucinante. Una señora que tiene todo el potencial para ser una de las grandes y sin embargo nunca ha llegado a sobresalir demasiado. Aquí la vimos hace unos meses en el trailer de Mack and Mabel de Londres, donde estaba magnífica como siempre.
      A ver esta noche si nos sorprenden las Campanadas de Boda de La Cubana en nuestro pequeño broadway (así, en minúscula!) No sé, no sé...

      Eliminar
  4. "¿Soy yo o es que Broadway se está infantilizando cada vez más?" Estoy de acuerdo. Me sorprendió mucho que "Bring it On" y "Matilda" son tan... populares como son. Pues, no me sorprende, porque están atendiendo a los "teenagers", y esta población. Pero me entristece que Broadway esté volviendo a ser tan enfocada en hacer musicales de películas, en vez de crear algo con imaginación. (Obviamente no estoy hablando de los revivals como Pippin, porque estos están honrando las producciones de antes y recreándolos para nuevas poblaciones.) Me alegró que Pippin ganara el premio, porque los otros... no están en el mismo nivel que los otros ganadores de otros años.
    NPH como presentador, estoy de acuerdo. El tiene la capacidad de ser ingenioso y adlib sin decir algo estúpido o ofensivo (una característica que los presentadores de otros programas de premios no tienen). Siempre me gusta ver los "opening/closing acts" porque son muy creativos, y muestran el talento que los actores tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué agradable sorpresa verte por aquí Alyssa!!
      Para quien no lo sepa, Alyssa es mi querida alumna a la que tenemos que agradecer haber visto íntegras las dos últimas ceremonias de los Tonys. Bien grabadas, con calidad -que no es lo mismo que el Youtube, la verdad- y perfectas para reunirnos en torno a una mesa repletita de gintonics y chucherías varias.
      Así que gracias una vez más en mi nombre y en el de los contertulios de junio.
      Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  5. Quisiera aprovechar la oportunidad que me ofrece este espacio para recomendaros, a todos los seguidores de este blog, la recién estrenada película francesa "Populaire". No sé por qué razones (mala publicidad, tibia crítica recibida, ausencia de boca-oreja), pero la película está pasando desapercibida. Se estrenó el pasado viernes, y ayer jueves en el cine sólo estábamos mi acompañaante y yo. Y aunque no es una obra maestra (ni lo pretende) es un precioso homenaje a la comedia americana de finales de los 50 y principios de los 60 (como lo fue "The Artist" al cine mudo). Si os gustaban (como imagino, pues no estaríais en este blog) las comedias de Stanley Donen, Doris Day, Roch Hudson, Minnelli, Audrey Hepburn, Marilyn Monroe, Sinatra, Kelly, etc., etc., no podéis dejar de verla. A ver si logramos recuperar este esfuerzo vintage tan colorista y divertido. Y sólo por descubrir (yo no la conocía) a la actriz protagonista, Deborah Francois, en una deliciosa reencarnación de la Audrey Hepburn de "My Fair Lady", ya merece la pena la asistencia al cine. (La fotografía en color, del mismo director de fotografía que "The artist", es otro de sus atractivos; y el vestuario, y la música, etc.). No habla de problemas económicos/existenciales/vitales con los que golpearnos el corazón y hurgar en las heridas. No es Haneke. Es pura evasión. ¡Pero qué buen rato de evasión del que disfruté ayer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues oído cocina!! Me encanta que nos recomiendes esto poque vi el poster en el cine y no tenía ni idea ni referencia alguna de esta película. Si llegamos a tiempo la veremos en el cine, si no tendremos que esperar al e-plus, porque me pega a mí que esta no va a durar mucho en cartel ¿no? Entre tanto Resacón, Fast and Furious, Iron Man, Croods etc estas exquisiteces tienen pocas posibilidades de supervivencia.
      Asco!

      Eliminar
  6. Creo que cada año la ceremonia de los Tony es un lujo para el aficionado al teatro, donde es como ir al cine y ver los traylers de las mejores funciones, que tristemente será difícil que veamos por aquí en mucho tiempo.
    Lástima que debamos conformarnos con el trayler, porque la distancia a veces frena el impulso de dejarse llevar, pero este año algunas cosas como Motown o Bring it on! nominadas a mejor musical original dan ganas de suicidarse abriéndose las venas a dentelladas.
    Lo de tantos shows para "todos los públicos" es algo que ha ido creciendo desde la llegada de Disney a Broadway, porque un show familiar lleva más gente al teatro por familia, que uno adulto, por eso ahí hay que mirar un poco más hacia el teatro de texto.
    Aún así y a pesar de todo, me alegré muchísimo por Patina Miller y me pareció que Kinky Boots (por el trayler que vimos) podía estar graciosa.... y me viene a la memoria el año que ganó Memphis... y es que a veces en el paía de los ciegos, el tuerto es el rey.
    Enhorabuena por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo! lo de los "feel good shows" llega a ser algo insoportable. Al final al teatro musical le está pasando como al cine, el público potencial tiene granos y cuenta de tuenti! Y eso es lo que hay. A veces hay suerte y deciden relanzar un clásico como How to suceed... poniendo una estrella para deleite de niñatas y resulta ser un montajazo como el de Radcliffe de hace un par de años. Y de muy de vez en cuando se dejan caer con un producto comercial y de calidad y originalidad al mismo tiempo. Pero qué raras veces sucede... Spring awakening, Next to normal... y para de contar!
      Y feliz como tú de que premien a una bomba como Patina Miller! Hay que tener valor para enfundarse las mallas de Ben Vereen y que encima la premien a una!!

      Eliminar
  7. Bueno, bueno, qué buen rato acabo de pasar con los videos, especialmente con el opening. Y sigo con la boca abierta con NPH, qué perfección.
    De La Cubana escribiría si supiera que no vo a desvelar nada que no deba, pero no confío mucho en mí misma. Id a verla en cuanto podáis.
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya puedes escribir querida, porque por le camino que vamos creo que no asistiremos a tan cacareada boda!! Y es que los astros se han puesto una mijita en contra, y además, lo que de verdad nos apetecía era ir juntos...
      Mala pata (never better said), pa una vez que podemos visitar el Broadway local...

      Eliminar
  8. Hola Angel, Who´s SEvilla? I love Tonys I hope you do!!
    Hughs xoxo
    Sam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Who´s Sevilla? Don´t understand. Maybe you want to say How´s Sevilla, jajajaja
      Ay Samantha, sigues con tus típicos despistes!! Sevilla sigue preciosa como siempre, pero con un calor...
      Me encantaron los Tonys, como siempre. Gracias mil por el enlace!
      Besos

      Eliminar
  9. Anónimo24/6/13 9:21

    Pues hasta el fin de semana no he podido encontrar un huequecito para poder disfrutar de estos videos. ¿Es que no podemos tener aquí programas tan fantásticos?
    Qué maeravillosos profesionales da esta tierra por dios, el mantenedor es increíble, y los numeros musicales de impresión, gracias por compartirlo una vez más.
    Tu amiga y fiel seguidora
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si aquí ni siquiera los retransmiten en diferido!! Hace años (como unos quince o veinte) recuerdo que los daban en la 2 a las tantas. Luego en canal + unos años y... se acabó. Parece que el interés por los emmys, los grammys, los golden globes y los oscars es mucho mayor, cuando esta fiesta del teatro los supera a todos en el sentido más estricto del espectáculo.
      En fin, siempre nos quedará el youtube para poder disfrutar un poco de esta ceremonia única.
      Un placer para mí hacerme eco de ella!!

      Eliminar
  10. Bueno pues tarde pero al final la extenuación de suspender al personal me ha dejado un hueco para poder comentar, que no ver ya que camino de Granada leí la entrada.

    La gala será todo lo infantil que quiera el blogger, pero ya quisiéramos tener aquí una gala de entrega de premios ni la cuarta parte que esta. Los números son espectaculares como acostumbra la gala y NPH a la altura de siempre, pero ¿se ha convertido en el presentador vitalicio?

    A mi me ha encantado la gala, los vídeos, los números... estoy ansioso por poder visionarla íntegra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andaaa, con lo que tú disfrutas cargándote a media clase!! Pero más vas a disfrutar ahora sin ver niñatos en dos meses ¿verdad? Qué alegría más grande!!
      Más que la gala, lo que he dicho que me parecía infantil era la cartelera que se nos está poniendo en los últimos años, llena de Billy Elliots, Matildas, Poppins, Annies etc... amén de los musicales para niñatas premenstruales tipo Bring it on y demás... Lo de Kinky Boots... bueno, habrá que verlo en cualquier caso, si dura claro.
      A mí me llama mucho más lo que veremos (sdq) en menos de un mes. Merrily we roll along, A chorus line, Top hat, Barnum...y lo que caiga!
      Pues ya tengo la gala completa, así que para la semana que viene se perfila una tarde musicalera (con sus gintonics de rigor!) si es que el caballero la puede encajar n su calentita agenda! jejejeje

      Eliminar