Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 30 de junio de 2011

Standing ovation



I AM WHAT I AM!

Así, en mayúsculas. Tal vez sea la mayor declaración de principios que haya salido nunca de un escenario de Broadway. Soy lo que soy, te guste o no. Eso es lo que hay.
Se necesita valor para plantar cara a la muchas veces pacata y conservadora sociedad norteamericana, y montar un show -concebido además para toda la familia- basado en el amor explícito e incondicional de dos hombres frente al mundo. Sí, pero hubo que esperar hasta principios de los 80, a pesar de que antes ya se hubieran estrenado piezas de diverso calibre que tocaran con más o menos discreción este delicado tema.
La Cage aux Folles (Vicios pequeños, La jaula de las locas, Una jaula de grillos... como se ha llamado en sus distintos formatos) es, por el contrario, uno de los musicales más tradicionales creados en la últimas décadas. No ya solo en su estructura o en sus temas, sino por el propio mensaje que encierra. El amor por la familia (sea cual sea su origen, eso sí), la aceptación del diferente, la comprensión y el apoyo mutuo ante la adversidad, y la fidelidad al más viejo estilo.
No puedo ni imaginar el torrente de ideas -y de melodías- que fluirían por la mente de Jerry Herman en cuanto cayó en sus manos el chispeante libreto de Harvey Fierstein (Torch Song Trilogy, Hairspray...). Desde luego no había en todo Broadway autores más idóneos para dar forma a este material, que ya venía avalado por un enorme éxito en Europa cuando solo era una obra de teatro o una película cómica (con unos formidables Ugo Tognazzi y Michel Serrault), aunque nunca resultó especialmente difícil encontrar libretistas y compositores abiertamente gays en el ambiente del musical. Pero -por fortuna- la condición sexual no es lo único que define a este par de genios del show business que no vamos a descubrir a estas alturas. Con semejante tándem, la fórmula del éxito estaba más que garantizada.
Estamos en Saint Tropez, años setenta, una pareja de edad incierta regenta desde años el cabaret más glamuroso de la Costa Azul, Georges es el maestro de ceremonias y Albin la estrella. Una vieja gloria -en realidad ni tan vieja ni tan gloria- en el ocaso de su carrera, una estrella que se siente abandonada, olvidada, ignorada... hasta que cada noche se pone "un poco más de rimmel" -uno de los temas más acertados del repertorio- y recupera de un brochazo toda su perdida autoestima. Cuando el hijo del primero anuncia por sorpresa su intención de casarse, para más detalle con la hija de un político ultraconservador al que muy pronto tendrá que presentar a "sus padres"... el enredo, el equívoco y un puñado de gags de caerse de espaldas ya están servidos. Y si todo esto lo aliñamos con unas canciones y unas coreografías inolvidables -las acrobáticas Cagelles, las chicas/os del coro ponen al teatro de pie desde que aparecen en escena- no nos extraña que este producto tuviera un arrollador éxito desde su estreno. A pesar de que las críticas fueran algo ambiguas al principio -tachando a Herman de facilón y excesivamente comercial, condenado a soportar absurdas comparaciones con autores "más cultos" como Sondheim-, a pesar de la corriente de homofobia que renacía en el país coincidiendo con la irrupción de la epidemia del sida, a pesar de que jamás en Broadway las chicas del coro tuvieron "tanto que ocultar" entre las piernas, a pesar de todos los miedos y de todos los prejuicios... La Cage aux Folles no solo fue un éxito de público, sino que se llevó seis premios Tony en 1984, entre los que figuran el de mejor musical del año y mejor actor para un genio que se atrevió con el papel más arriesgado de su larguísima carrera, George Hearn.
Y el éxito continúa. En cada una de las reposiciones producidas desde entonces se ha podido comprobar como, a pesar de lo en cierto modo añejo de su tema, el show sigue en perfecta forma, entusiasmando y divirtiendo igual que hace casi treinta años. Lo puedes comprobar en el Longacre Theatre de la Calle 48. ¿Te animas?
Por todo ello, por la valentía de su propuesta (y su lucha ante las dificultades en su estreno), por la gracia de sus diálogos, por el descaro de sus personajes, por sus inolvidables canciones y sus letras (There´s one life and it´s no return and no deposit / One life and it´s time to open up your closet!), por sus electrizantes coreografías... y qué demonios, para celebrar el orgullo de ser diferentes e irresistibles a la vez -le guste a quien le guste- esta Standing Ovation se la dedicamos a una obra capaz de hacernos reir, llorar, saltar en la butaca y en definitiva vivir "el mejor de los tiempos".







24 comentarios:

  1. Al hilo de las celebraciones, manifestaciones, cabalgatas y demás actos del orgullo gay, hoy traemos el musical más abiertamente gay de todos. Y lo ilustramos con un número de cada producción.
    En el primer video las Cagelles cantan We are what we are y bailan un numerazo de claqué. Seguidamente George Hearn, en el papel de Albin, canta un solo inolvidable, con su tremendo chorro de voz. Era el cast del estreno en 1983.
    En el segundo Gary Beach en el mismo papel, nos presenta al coro can-caneando el tema "La cage aux folles", im-presionante. Qué manera de moverse. Era el revival que se hizo en 2004.
    Y finalmente, el ganador del Tony del 2010, Douglas Hodge, en plan señorona estupenda canta el tema final, The best of times, entre el alucinado -y célebre- público de la gala de los premios del año pasado. Para comérselo! Kelsey Grammer, en el papel de Georges, lo acompaña.
    ¡A disfrutar!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/7/11 11:35

    Con todos mis respetos para el orgullo gay y para este maravilloso musical, la ovación de pie tiene que ser para este magnífico capítulo que escribes. ¡Qué emocion! Pero felicidades a todfos los que lo celebrais
    Saludos de Ana

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1/7/11 14:20

    Eso es, con mayúsculas, porque son palabras mayores: I AM WHAT I AM, uno de los más grandes himnos a la libertad que se han escrito nunca.
    Espléndidos los fragmentos seleccionados.
    ¿Para cuándo la película musical de la obra? (Porque los dos films realizados hasta la fecha se basan en la versión teatral no musical)
    ISMAEL

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo con Ana: los vídeos como siempre, maravillosos, pero lo mejor es el texto, querido. De todo lo que se publicará este fin de semana del orgullo, nada mejor escrito que lo que acompaña a esta entrada.
    Por comentar los vídeos, me encanta el look ochentero del primero, y en cuanto al tercero: ¿por qué nos entrará siempre ese cosquilleo cuando el actor se baja del escenario y pisa el patio de butacas? ¿o cuándo desfilan por los pasillos? Siempre me han encantado esos momentos mágicos en que la vida de la escena se puede tocar con las manos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ismael, Ana, Isa! El día que dejéis de apoyarme cierro el chiringuito! Es verdad que nadie se ha atrevido aún a hacer una peli musical con este material. Jugamos a hacer el dream cast?

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno, no se que decir después de ver los magníficos vídeos que has seleccionado. Conozco el musical por la versión que me pasasteis, no recuerdo si Conso o tu, pero desde que lo oí por primera vez, me atrapó.

    He visto las películas variadas que se han hecho sobre el tema, pero las diferentes producciones del musical, no le llegan a las películas ni a la carátula del DVD, y mira que la primera versión es buena y te ríes, pero esto es mejor.

    La primera producción debió ser divina, nunca mejor dicho lo de divina, que número de claquet, me he quedado que no me lo podía creer cuando lo he visto.

    El cancan espectacular, que flexibilidad, esos saltos, las vueltas de campana sin descanso, cómo atraviesan el escenario dando volteretas... y la gran señora con ese traje espectacular y el pelucón...

    Pero de todos el más completo para mi gusto, es el último, que numerazo, que voz y, en definitiva, que conjunto de actores y de situación. Im -presionante, en dos palabras.

    Las voces son magníficas, especialmente en la primera versión el actor que sale tras el chorus line. Una entrada ideal, sin palabras.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4/7/11 15:43

    ¿Qué mejor forma de celebrar el orgullo? Qué alegría de vivir da "The best of times"!! y aunque parezca cursi, me encanta "Song on the sand" que es de las menos conocidas. Y sí, hay que celebrar cada día que we are what we are.
    Fernando M.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de que te guste Fernando!! El actor al que te refieres es George Hearn, famoso por sus papeles en musicales de Sondheim, por ejemplo en Sweeney Todd, Putting it together... y es sencillamente genial. A pesar del absurdo peluquín que le han colocado en ese número. En la producción original esa canción la canta vestido de reinona total, con mucho coraje y muchas ganas de reivindicar su propia naturaleza.
    Por cierto ¿dónde está tu amiga la de Utrera?

    ResponderEliminar
  9. Y al otro Fernando, coincido en todo contigo. Song of the sand me encanta!! Me pone supertierno... por razones personales. Y Look over there? Y With Ann in my arms? Es que la obra no tiene desperdicio.
    ¿Nadie se atreve a apostar por un buen elenco para la peli que tienen que hacer YA??
    Yo tengo muy claro el personaje de Albin, aunque ya lo haya hecho antes en otra película, pero es que parece haber sido escrito especialmente para Nathan Lane ¿o no?

    ResponderEliminar
  10. Mi única referencia es la película en la que Nathan Lane se sale, pero sólo con ver estos videos se entiende que no le llegue al musical ni a la altura de la carátula del dvd, como dice Fernando. Qué números! Yo es que soy muy de claqué y por eso el primero me chifla, pero el cancaneo es tremendo también.
    Insuperable tu entrada y esa foto del cartel que no me puede gustar más. Estoy contigo en que es el mejor homenaje al pasado finde orgulloso, pero, sin entrar en sexo, quien no ha dicho alguna vez y por múltiples motivos... I'm what I'm... y eso es lo que hay!

    ResponderEliminar
  11. Perdona a cuál de ellas te refieres? es que tengo varias. Si es a la que yo pienso, está haciendo pestiños y dulces hispanomusulmanes como una loca...

    ResponderEliminar
  12. Qué lastima, la pobre! Claro que te pregunto por ella, la que solía pasar por aquí de vez en cuando...

    ResponderEliminar
  13. Por cierto, bienvenidos mis tres seguidores nuevos: Olaya, Santiago y Jorge!! Espero que lo paséis bien entrando de vez en cuando en este nuestro rinconcito musiquero.
    Besos y...
    Willkommen!!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo5/7/11 19:49

    "Vi esta obra en Octubre! Muy comico! :)"

    Jessica A.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo5/7/11 20:32

    Vuestra amiga, la de los pestiños, está otra vez como una jaula de grillos, entre que está todo el día comprando aceites para cata, dulces de monjas y mudanza en Utrera ya me contaréis cómo está la pobre!!! Definitivamente voy a contratar internet en Utrera para los momentos de retiros del año...porque no voy a ser siempre la última verdad?

    ¿Qué te cuento de este musical que no hayáis comentado ya? Me encanta el primer video, ese estilismo de reinonas de las cagelles antes del claqué...qué maravilla, como dice Margot es que le claqué tiene tanta fascinación que siempre te alucina. Estoy de acuerdo contigo que le peluquín del maravilloso Georges Hearn es un nido de codornices pero en cuanto abre la boca este hombre te mueres...qué voz tan increíble, me hubiera gustado verlo vestido con todo el glamour de Albin.

    El segundo video es espectacular, estuvo muy poco tiempo en Broadway no?, cómo se mueven las cagelles, qué barbaridad, lo que tiene que ser ver ésto en directo. A Gary Beach lo ví yo en Broadway haciendo Hairspray, esta vez caracterizado como una madre rotunda y hermosa que se deja llevar por el entusiasmo de su hija Tracy. Es una actor fantástico.

    Y el último video me trae muchos recuerdos porque lo vimos en New York el año pasado. Qué ambientillo había ese día...es lo que tiene este musical, te entran unas ganas locas de vivir como tu quieres hacerlo, sin que nadie te ponga condiciones, vestido a tu manera, siendo tú mismo. Había gente de todo tipo contagiada por la misma vitalidad y optimismo. Qué rato tan divertido pasamos. Kelsey Kramer muy cómico y con muchas tablas como actor. Douglas Hodge genial, qué divertido, qué emotivo, te engancha a la butaca. Y las cagelles monísimas y simpatiquísimas. Los vimos a todos en el Stage Door.

    Por encima de todo la música extraordinaria de Jerry Herman, cada vez me gusta más este tío.

    Muchas gracias por esta fantástica entrada.

    Besos

    Conso

    ResponderEliminar
  16. Anónimo6/7/11 11:22

    Me ha encantado TODO,Ángel.
    La entrada fabulosa,pq mejor no se pueden decir ya las cosas. Y los vídeos maravillosos.
    Me emociono viéndolos en la pantalla,así que no me quiero imaginar si viera el espectáculo en directo!Me sube un gusanillo por el estómago,se me pone carita de felicidad sin darme cuenta y vivo sensaciones que me traen muchos recuerdos maravillosos. Gracias!
    En el tema de hoy en concreto,me quedo con el primer video y con el 3º.
    El primero por el despliegue de modelos,pelucones,señorío en el escenario,por el nº de claqué(por supuesto)y por el solo de Georges Hearn. Cómo se puede cantar tan bien,pronunciar tan bien y transmitir tanto con una música de base que es maravillosa,pero avanza a la velocidad de la luz?
    El 3º me ha parecido divertidísimo y me ha encantado la delicadeza de D.Hodge. Estoy con Isa en lo de la emoción cuando aparecen los artistas por el patio de butacas.
    Y como dice mi Conso,por encima de todo ,la música extraordinaria!!
    Enhorabuena por "Ser como eres".

    Maite

    ResponderEliminar
  17. Ante todo bienvenida a casa a la Gran Gastrónoma!! Ya era hora mona...que se te echa de menos, con las cosas tan bonitas que escribes... Por cierto ¿tú no viste también a Gary Beach en The Producers?

    ResponderEliminar
  18. Qué alegría encontrarme a las Hermanas Coca por aquí!!! Vosotras sí que sabéis del mundo del espectáculo, you know what I mean...
    Totalmente de acuerdo con Margot, lo que hay que celebrar cada día es ser lo que uno quiere ser en realidad, sin importar sexo ni género. Y querernos a nosotros (y a los demás, claro) con todo lo que eso conlleve.
    Muchas gracias Maite por tus comentarios. A mí también me encanta el momento cabaretera entre el distinguido público. Como es el tonteo de él con Matthew Morrison... y cómo es la cara que pone cuando se sienta en el regazo (protuberante) de Will Smith, qué cara más dura!!

    ResponderEliminar
  19. Anónimo6/7/11 19:47

    Gracias por la bienvenida guapo...es cierto, no me acordaba...¿Cómo se me ha podido pasar ésto? Como siempre lo he visto de reinona, a veces no caes en quiénes son, y en ese Agosto del 2004 yo no conocía tanto como ahora, sobre todo de los actores...no todo el mundo es una enciclopedia como tú. Hacía el papel de Roger Debris en "The producers", también lo hace en la peli que hicieron verdad? Mi mente confusa se ha hecho un lío porque ahora que caigo... si he visto a Gary Beach en "The producers" es imposible que lo haya visto en Hairspray el mismo año no? Ay, qué loca estoy, Dios mío!!! Bueno...que yo lo he visto, es lo que importa, y es un actorazo.

    Besotes

    Conso

    ResponderEliminar
  20. Anónimo6/7/11 20:16

    Claro! Gary Beach también está en The Producers la película, maravilloso vestido de Anastasia/Chrysler building ¿te acuerdas?
    Tú tiene una liá!! ¿Has visto al mismo actor el mismo verano en dos musicales distintos?
    Veremos a ver cómo te salen mañana los pestiños...

    ResponderEliminar
  21. Dice Ángel que esperaba un aluvión de gays comentando esta entrada y celebrando el orgullo de serlo. A ver, si hablan de alrededor de un 10 % de la población y aquí hay 70 seguidores, pues me salen como mínimo 7; teniendo en cuenta además que el temita del blog es el que es, pues se debería superar con holgura ese porcentaje, así que "Where are you, gays?" Yo lo que tengo que decir de este musical es que no me puede gustar más, porque tiene un guión divertidísimo, una música fantástica y sobre todo, por ese trasfondo vitalista que derrocha en cada una de sus escenas y que celebra la alegría y el orgullo de ser uno mismo. Del primer vídeo, me encanta la entrada a lo lagarto del desierto de National Geographic, y las Cagelles en ese numerazo de claqué. Kelsey Grammer y Douglas Hodge son geniales, sobre todo el segundo, quien (exceptuando a Nathan Lane) es perfecto como Albin. Ya comenté en una entrada anterior que los vimos hace dos navidades en Londres en el día de la despedida y nos quedamos viendo cómo desmontaban y metían en camiones todo el atrezzo, qué pena da eso! Yo también quiero una película musical ya!
    Por cierto, ya me explicarás cuáles son esas razones personales por las que Song of the sand te pone supertierno…

    ResponderEliminar
  22. Anónimo6/7/11 22:55

    Muy apropiado para estas fechas...
    Y es que esta Madrid, que das una patada y salen
    dos mil quinientos mariquitusos con unos musculos de vertigo por todos los lados!, que pena que muchos de estos ni siquiera hayan escuchado una nota, (bueno tal vez "I am what I am", la canción estrella y bandera gay por excelencia, y que muchos dirian, pero esto no es una canción de Gloria Gaynor?...) de esta EX TRA OR DI NA RIA partitura, de este mucical que
    toca a todo el que lo vea y viva homosexualemnte o no. Las pelis... no estan mal, pero ya que se ponen, porqué no hacen la peli del musical, como debe ser...! Por ejemplo como esa reposición que ahora triunfa, y que vosotros y nosotros pudimos disfrutar en Londres. Una maravilla! An so, what? if I love each feather and each spangle...
    Luis.
    Amor para todos, y perdonadme, pero sobre, sobre todo para mi AMOR JORGE, que mañana
    7 de Julio cumple añitos! Yo tambiéennnnnnn!
    (unos pocos más!).

    ResponderEliminar
  23. Hombre... aquí no me voy a poner a explicar por qué me gusta tanto este tema... pero a buen "entendedor"... you know what I mean

    FELICIDADES LUIS!!!! Y wellcome back, que esta ud. más perdío que el Rice Boat!!
    No sé si es una buena idea felicitar a tu chico desde aquí, porque TU CHICO NO ENTRA AQUÍ NI POR EQUIVOCACIÓN!!!! así que dudo mucho que vea tu bonito mensaje.
    Después os llamaremos a los 2.
    Que cumplas muchísimos más y no te pierdas tantooooo

    ResponderEliminar
  24. ¡¡¡¡¡GENIAL!!!! que nivelazo. El "I'm what I am" es maravilloso y los tros dos números no les van a la zaga. Gracias Ángel por permitirnos verlos y gracias por tu comentario acertado y reivindicativo. Como la obra misma. ¡¡Me encantaría verla!!

    ResponderEliminar