Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 21 de julio de 2011

Music & lyrics





Cole Porter (You´re the top!)

You're the Coliseum. You're the top! You're the Louvre Museum.
You're a melody from a symphony by Strauss, You're a Bendel bonnet, A Shakespeare's sonnet, You're Mickey Mouse!
Si tuviéramos que buscar una sola palabra que definiera el estilo de Cole Porter tal vez sería lo que en inglés llaman "Witty". Agudo, ingenioso, divertido, inteligente, atrevido, hilarante y preciso hasta decir basta.
Eso si hablamos de sus letras, pero ¿y sus melodías? ¿Cómo alguien puede llegar a ser tan frívolo y banal y al mismo tiempo capaz de sumergirse en el sentimentalismo más profundo? Let´s do it, It´s DeLovely, Let´s misbehave, Tom, Dick or Harry, Well did you evah... son como burbujas de champagne -del mejor, eso sí-  frescas y efervescentes, ligeras y atrevidas, y desde luego capaces de emborrachar antes de que te des cuenta. Por otra parte All trough the night, Every time we say goodbye, So in love... nos pueden poner tan tiernos... Según la mayoría de los críticos especializados, no ha habido otro compositor más hábil a la hora de empastar letra y música. Según mi propia opinión, lo más complicado que ha logrado este genio es hacer que todo parezca tan fácil. Los versos más caprichosos entrelazados, sin perder una sola coma, con el ritmo y con la música, muchas veces de forma frenética. Y es que hay gente que nace tocada por una varita mágica.
Y hay gente que nace en Perú, Indiana, en medio de ninguna parte, y acaba con sus días en una lujosa mansión de Santa Mónica, California, habiendo recorrido un largo e intenso camino. Bueno, en realidad no hay mucha gente que haya vivido una vida como la suya.
Su abuelo, el dueño de la mitad de la madera y del carbón del estado (de ahí le vino el apodo de "Cole", heredado por su nieto) esperaba que el niño se convirtiera en un importante abogado, de hecho lo empujó hasta Harvard y Yale a ver si podían hacer carrera de él. Pero su madre se había encargado de matricularlo en un montón de clases de música desde pequeño. Ella parecía conocerlo mucho mejor -con ocho años ya tocaba el violín, el piano y hasta había escrito su primera opereta- así que sin moverse de la universidad dejó los pleitos para formarse académicamente en armonía y composición musical. Este fue uno de los muchos secretos que nunca supo su abuelo.
Fue fácil llegar a Broadway, fue fácil triunfar en Broadway, fue fácil ir a la guerra - o no, porque para muchos Porter nunca se alistó en el ejército, a pesar de su inveterada atracción por los uniformes- fue fácil trasladarse a Europa, viajar por todo el mundo, instalarse en París y encadenar éxito tras éxito en la década de los años treinta. ¿Le fue fácil casarse? Fue inevitable, porque a pesar de su reconocida homosexualidad, el amor que sintió por Linda Lee Thomas fue más allá de lo puramente convencional. Esposa, musa, amiga, hermana y madre. Lo que debieron reirse y lo que debieron llorar juntos...
Cada vez que se estrenaba un musical de Cole Porter (Gay Divorce, Anything goes, Jubilee, Red, Hot and Blue...) las entradas desaparecían, las discográficas se peleaban por grabar sus canciones y las emisoras de radio no paraban de poner sus pegadizos temas con las voces de Ella Fitzgerald o Fred Astaire.  Eran días de vino -mucho vino-y de rosas.
La otra cara de la fortuna: escándalos continuos, amenazas de divorcio, un desgraciado accidente de hípica, múltiples operaciones, dolor, depresión y olvido. A finales de los años cuarenta ya había conocido varios fracasos seguidos, y cuando muchos pensaban que su fórmula mágica -un perfecto cócktail de excentricidad y sofisticación- ya estaba agotada, le llegó uno de sus mayores éxitos y seguramente su mejor obra, una divertidísima parodia sobre The Taming of the Shrew de Shakespeare titulada Kiss me Kate.
En Hollywood también supieron explotar su genio, High Society, The Pirate o Silk Stokings fueron tocadas por su sello personal e intransferible, y le dieron fama -más aún- fortuna y reconocimiento mundial.
El pago tuvo que ser duro, adaptarse a la disciplina de los grandes estudios habiendo ido por libre casi toda su vida. En no pocas ocasiones fue censurado -y hasta vetado- por sus excesos, cada vez más continuos y descarados.
Berlin, Gershwin, Kern o Rogers lo adoraban -y lo envidiaban- y a veces estuvieron muy cerca de copiar su estilo, algo casi imposible de conseguir, porque ese algo único, genuino, que no era mejor ni peor, sino diferente, le pertenecía solo a él. Como dice una de sus canciones, You´ve got that thing! Ese algo que no se puede describir con palabras, al menos con las mías... You´ve got that thing, you´ve got that thing, That thing that makes birds forget to sing, Yes you´ve got that thing, that certain thing!
A pesar de lo oscuros que fueron sus últimos días -viudo, mutilado y amargado en la cruel soledad de su retiro final- a Cole Porter nadie lo recuerda con tristeza. La sola mención su nombre ya nos hace sentirnos elegantes y mundanos, predispuestos a llenar la copa y encender otro cigarrillo. Y muchos de los sueños de varias generaciones han tenido su música como fondo, when they begin the beguine...  
Y ahora lo tenemos de vuelta a casa -después de años de ausencia- y por la puerta grande, él no conoce otra. La puerta no es ni más ni menos que la del Stephen Sondheim Theatre, qué casualidad. Y vuelve con uno de sus musicales más absurdos y casquivanos, Anything goes (todo vale) a poner un poco de fantasía, mucho de picardía, toda la gracia, la ironía y el glamour de verdad que tanto echamos de menos en los días que corren. Así que, ya que nos queda tan lejos el teatro, ¿por qué no tomarnos un Dry Martini de los que tanto le gustaban e imaginamos locas aventuras en un crucero en el que todo, absolutamente todo vale, y cualquier cosa puede pasar? Eso sí, solo con su música como banda sonora.
But if, baby, I´m the bottom, you´re the top! 







25 comentarios:

  1. Esta entrada, la última de esta temporada por cierto, va dedicada por entero a quien me regaló, hace años, la mejor biografía que jamás de ha publicado sobre el autor.
    Cole Porter. William McBrien. Alba editorial.

    I´ve got u under my skin

    ResponderEliminar
  2. Esta semana, por ser la última, lujazo de vídeos.
    En el primero tenemos a nuestra patrona, Sutton Foster, diciéndole a Billy -Colin Donnell- que es the top! Nosotros también lo creemos ¿no? En la producción actual de Anything goes.
    Los otros dos pertenecen a Kiss me Kate, la producción del 1999 que la co-patrona y yo tuvimos el privilegio de ver. So in love cantada por Rachel York, con una breve aparición final de mi adorado Brent Barrett, y Too darn hot, con la maravillosa coreografía de Katheleen Marshall. Ese es larguito, pero no dejéis de verlo hasta el finaly con el volumen a tope, te entran ganas de ponerte a bailar como un loco, aunque haga mucho mucho calor!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22/7/11 0:45

    QUÉ GRANDE!!!Para ser el final de la primera temporada del blog...salimos por la puerta grande. A la co-patrona se le están cayendo los lagrimones de emoción. Tenéis que entender que una tarde de primavera del 2001 yo descubrí por primera vez el paraíso. Era la primera vez que viajaba a New York y por entonces era muy aficionada a la ópera (bueno lo sigo siendo aunque con menos fiebre) y le dije a Ángel que vería algún musical de Broadway...¿Cuál fue la primera opción? Un "Kiss me Kate" memorable...todavía me tiemblan las manos de recordarlo. Qué show tan sublime!!! No tengo palabras suficientes para describir lo que sentí, tenía los ojos abiertos como platos para no perderme ningún detalle y no hacía más que tocar el brazo de Ángel...supongo que para agradecerle mi entrada en este mundo de Broadway. Desde el principio con "Another op´nin; Another show" hasta el final no pude dejar de emocionarme. Qué bien canta Marin Mazzie que hacía el papel de Kate...yo por aquél entonces no tenía ni idea de quien era...pero Angel me decía que era de las grandes (tienes que dedicarle un capítulo un día de éstos). Qué guapo Michael Berrese...no me atreví a hacerme una foto con él porque no podía entender que los actores fueran tan cercanos. Qué coreógrafa, que maravilla de número el "Too darn hot" y COLE PORTER (qué buena película sobre su vida en De-Lovely). Después de este musical vinieron más...Fosse, 42nd Street, Follies, The Music Man, Bells are ringing, Cabaret...sólo en esa semana!!! Ahora lo vivo con la misma pasión que Ángel.
    Muchas gracias guapo!!!

    Besos

    Conso

    ResponderEliminar
  4. You're really the top (& my skin)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo22/7/11 1:54

    Me ha encantado este último post. Adoro a Cole Porter. Por cierto, hay una biografía de él superexahustiva de un tal William McBrien en editorial "Vida y letras" que es fantástica. Entre mis favoritas "So in love", "Paris loves lovers" o "Who wants to be a millionaire?". Y...¿por qué nunca nadie ha hecho un chiste sobre ese verso "baby if I'm the bottom, you're the top"? Si está hecho con toda la intención...

    Fernando M.

    ResponderEliminar
  6. No me puede gustar más Cole Porter! Comparto todas y cada una de tus sabias palabras y salgo pitando a comprarme la biografía de la que hablas.

    Conocía sus canciones antes que su vida, pero cuando vi la estupenda "De-lovely" entendí mucho más por qué me emocionaban tanto sus composiciones.

    Su vida fue tan apasionante como su obra. Vivió intensamente, hizo lo que quiso cuando quiso y como quiso. Amó a su manera, sin reglas y sin convenciones. Y esa misma libertad sin cortapisas le llevó a crear grandes temas que han acompañado la banda sonora de mi vida.

    Era una chiquilla todavía cuando el "Anything Goes" con que arranca uno de los Indiana Jones (no recuerdo cuál) me hizo levantarme de la butaca del cine!

    Gracias Ángel por este estupenda entrada. No se puede despedir la temporada con mayor tronío

    ResponderEliminar
  7. Exquisita entrada para el cierre de la temporada. Cole Porter es en la historia de la música uno de los grandes desconocidos, especialmente porque no se dedicó en exclusiva a la "música clásica", por lo que ni siquiera parece en los libros de texto de la materia. Es un gran desconocido al que hay que volver a colocar en el sitio que le corresponde.

    Los videos son magníficos, como siempre. En muchas ocasiones he pensado que lo verdaderamente importante de este blog, es el apoyo audiovisual que siempre tienen los post, porque nos permite ver en acción lo que nos cuenta el blogger en la introducción. Enhorabuena.

    Anything Goes y Kiss me Kate ya las conocía anteriormente, aunque so no quita que siempre que los vuelvo a oír y a ver la película, me emocione y me entren ganas de bailar sin parar. La música, la perfecta sincronización con el texto, las historias un puntito frívolas que cuenta... un mundo imaginado que nos permite salir de la rutina aburrida que marcar en ocasiones el día a día de nuestras vidas. Con ratos así es como se hacen más llevaderos los problemas.

    Espero impaciente la próxima entrada, allá por septiembre?

    ResponderEliminar
  8. Pues eso es importante, amiga co-fundadora, sentir la pasión sea por lo que sea. Y si yo he tenido que ver algo en que la sientas por este mundillo, me alegro y me enorgullezco.
    Anda que si pillaras ahora al Berresse, con los kilómetros que tienes, también te ibas a arrugar! Yo si tengo una foto con él en la salida de Chorus line ¿no? A ver si un día montamos una Expo Stage Door!

    ResponderEliminar
  9. Margot, no te compres nada que después no sabemos que regalarte pa tu cumpleaños!
    A mí también me sacudió ese arranque de Indiana con Kate Capshaw saliendo de un dragón chino a golpetazo de claqué. Es lo único que recuerdo de la peli. Era la del Templo Maldito.

    ResponderEliminar
  10. En la foto de "A chorus line" estamos los dos guapetón y él en el medio...no te acuerdas que nos hicimos fotos con unos cuantos? Después llegó Juanito y fuimos toda la calle detrás de él...camino del taxi para el aeropuerto. Qué cuerpo, por Dios!!!

    Conso

    ResponderEliminar
  11. ¿Como es eso de esta es la ultima? ¿La ultima del todo? Espero que no nos dejes con la miel en los labios por que ver el post de cada semana ya es una costumbre así que despues de las vacaciones te esperanmos.
    a Col Porter lo conozco por la pelicula que hizo calvin Klein que me encanto y la tengo en dvd, pedazo de autor. Me encanta que pongas las canciones con sustitulos por que asi me entero un poco más de lo que van.
    Felices vacaciones
    Dani

    ResponderEliminar
  12. No Dani!! Si Sondheim (Dios) quiere regresaré después de las vacaciones con más historias, autores, estrellas, ovations, lyrics y mucha mucha music!!
    Será un placer seguir dando la tabarra con el musicaleo. Pero es que adonde me llevan mis pasos no hay demasiada cobertura tecnológica y casi mejor nos tomamos un descanso, intermedio, entreacto o como queramos llamarlo.
    El tema So in love va con subtítulos por casualidad, pero a mí también me encanta, para poder seguir las pedazo de letras de este monstruo.
    Si puedo incluiré más.
    Un abrazo y buenas vacaciones también para ti!

    ResponderEliminar
  13. Yo entre tanto top y tanto bottom..., ya estoy to liao.....
    Fdo. Grek

    ResponderEliminar
  14. ¿Y quién es ese Grek? ¿Do I know you?

    ResponderEliminar
  15. Felicidades Angel!Me ha encantado.Y cómo escribes de bien,hijo!
    Me emociono con vuestras palabras y con vuestra gran pasión.
    Gracias de nuevo y felices vacaciones a los 2.Besitos

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Maite!! Qué bien que lo hayas disfrutado y que me lo digas... no como otros... jejeje
    Un abrazo para vosotros también y que lo paséis De-Lovely!

    ResponderEliminar
  17. EXTRA EXTRAAAA!!!!

    Me acabo de enterar (muy tarde, gran fallo) de que mi adorada Barbra saca disco nuevo!!!! (Espera, me quito el desfibrilador que estaré más cómodo)
    Se tituta "What matters most" y es un doble CD interpretando los temas de sus dos autores fetiches y amigos íntimos de toda la vida, Alan y Marilyn Bergman. Sale a finales de Agosto.

    ¿En el Amazonas habrá tienda de Amazon? Debería, ¿no?

    ResponderEliminar
  18. Tú preocúpate de los alacranes y los caimanes...y del bicho ese raro que no tiene vacuna...y a la vuelta ya piensas en Barbra.

    Conso

    ResponderEliminar
  19. Qué bonito post, Ángel. En mi familia, como bien dice Margot, somos muy fans. Además del inicio del Templo Maldito, también me acuerdo de ver Alta Sociedad en uno esos VHS fantásticos que alquilábamos con mi madre El Corte Inglés. Ella es, por supuesto, la responsable de que amemos el cine clásico, los musicales y tantas cosas bonitas más.

    Además, tengo que agradecerle a la pandi de mi querida hermana mayor que allá por el 90 le regalaran el Red, Hot+Blue, ese estupendo disco con versiones de Annie Lennox, Sinead O'Connor, Neneh Cherry... Hoy, por cierto, he escuchado su "I've got you under my skin" en radio 3, 20 años más tarde y justo antes de leer tu post que ha terminado de recordarme todo esto, ¡vaya casualidad!

    Por aquel entonces, yo tenía 15 años y me pasaba cantando "Yo do something to me", "So in love" o "Night and Day" muchas tardes en mi cuarto mientras estudiaba. De ahí a investigar en la radio y rebuscar en las tiendas de discos para descubrir a todos los grandes clásicos del jazz solo había un paso... así que mira tú de dónde vienen mis pinitos musicales.

    Y para rematar el momento mitomanía, ya que no habéis comentado nada del homenaje que le hace Woody Allen en "Midnight in Paris", lo haré yo ;) Me parece taaaaaaan mágico que lo escoja como pretexto de su encuentro con la chica de la tienda y que su piano sea lo primero que nos hace sentir que hemos viajado al pasado cuando el prota llega a la fiesta que inaugura su (nuestro) periplo soñado por el París de los años 20. Una comedia-burbuja de champán, ligera, chispeante y rebosante de espíritu Porter.

    Ay! Definitivamente, qué razón tienes en que Cole Porter no puede nunca evocar tristeza. Let's do it, let's fall in love!!!! Felices vacaciones amazónicas, guapos!!!

    ResponderEliminar
  20. Qué alegría de leer a las Coca en pleno!!!! Belén, que a ti no te había visto nunca por aquí y me has dado una alegría!! Y qué bonito lo que dices, vas a tener que participar cada semana... Aunque yo ya lo conocía (importante nuestra diferencia de edad) también para mí (y pa mi Juanillo que le encanta) fue todo un descubrimiento ese Red, Hot and Blue que después de veinte años sigue tan fresco como al principio. ¿Cómo es el "from this moment on" de Jimmy Somerville por dios? ¿Y el "after you who de Jody Watley? ¿Y el don´t fence me in" de David Byrne?

    Gracias también por recordar el hermosísimo homenaje que Woddy Allen le rinde en "Midnight in Paris", una delicia de película que nos demuestra como la nostalgia puede ser mucho más bonita que la vida misma.
    Un beso y a ver si versionamos pronto algo de Porter (algo más, quiero decir)

    ResponderEliminar
  21. Hoola
    Que casi que me quedo la última, por Dios.
    Sí, la verdad es que a Cole Porter todos lo llevamos bajo la piel sólo por las canciones, por eso es un lujo que el blog nos permita verlas en escena. ¿qué me decís de Love for Sale cantada por Harry Connnick?
    Felices vacaciones a todos, vuelve del Amazonas con el disco de Barbra bajo el brazo (por cierto, con la de veces que ha cantado por Cole Porter, no has puesto nada de ella)
    Y como clausura del curso: para mi los tops del blog 2010-11 han sido nuestra patrona Sutton y nuestro patrón Hugh, para mí dos descubrimientos que te agradeceré for ever.

    ResponderEliminar
  22. Pues mira Isa, la verdad es que Barbra -que lo ha cantado todo de todos- no se ha prodigado demasiado con versiones de Porter en particular. Eso sí, tiene una versión di-vi-na del You´re the top que aparece en los créditos de Qué me pasa doctor? Con Ryan O´Neal. Pero la verdad es que no mucho más.
    Ella ha sido más de Gershwin, Sondheim, Arlen, Bacharach, Webber...

    Pedazos de padrinos guapos y talentosos nos hemos buscao eh?
    Un abrazo fuerte para ti (y los tuyos) desde la redacción!!

    ResponderEliminar
  23. Mr Porter te va a explicar mi prolongada e involuntaria ausencia en tu Blog:
    It’s not ‘cause I wouldn’t
    It’s not ‘cause I shouldn’t
    And you know
    That is not ‘cause I couldn’t
    It’s simply because
    I’m the laziest gal in town
    Es decir, la más lacia…….
    Noooo, que aunque no haya estado, que sepas que no he dejado de leerte y admirarte, my dear.
    Gracias por cerrar momentáneamente de manera tan bonita esta temporada nada más y nada menos que con Mr COLE PORTER , sin duda, mi compositor americano favorito (sin menospreciar a los otros que nombras en tu post ). Su música es atemporal y tan cercana, con esas inconfundibles líneas melódicas, ese toque de sofisticación hig class y ese tono burlón y pícaro en cada frase. Y el amor, el amor cantado y contado maravillosamente aunque el parece que lo tuviera negado en su vida de por vida (lo de Linda era otra cosa, ¿no? dicen que ambos eran dos solitarias almas gemelas…)
    Aunque fue muy importante su producción para Broadway, (yo tuve también la suerte de ver en NYC su éxito mas sonado, Kiss me Kate con Marin Mazzie y Brian Stokes Michael, Wonderful!) todas las grandes voces del jazz y del blues le han rendido en algún momento de su carrera tributo. Y aunque siempre nos evoca sobre todo a Sinatra y a Ella Fitzgerald, la lista de los que alguna vez se han acercado a beber de su fuente y se han sentido atraídos por su magnetismo es interminable y tan variopinta que va desde Billie Holliday, hasta Boney M, Ana Belen (recordáis que tenía al menos 4 versiones de Cole Porter en su album Veneno para el corazón?) Jamie Cullum, Diana Krall, Harry Connick Jr, Rod Stewart, Elvis Costello ,Annie Lenox, Simple Red, Ray Charles, Alanis Morissette, Natalie Cole. También Gal Costa (estupendo guiño con The laziest gal in town) Bebel Gilberto, ó su padre, el maestro Joao Gilberto. Y por supuesto Caetano Veloso. Caetano, quién aparte de homenajear a Porter en su estupendo A foreign sound, (con una maravillosa versión de So in Love, Night and day y Get out the town) acaba de editar un disco de rarezas que lleva por título precisamente Que De Lindo (It’s Delovely) y que a pesar de llevar ese título el álbum, esa canción es la única de Porter que aparece en el mismo. Está en portugués y es una versión estupenda de Carlos Rennó (el mismo arreglista que el del álbum NEGO). Por cierto, que algo que muy pocos saben es que esa canción la escribió Cole Porter evocando cuando llegó en barco a Rio de Janeiro y vio por primera vez la Bahía de Guanabara en una madrugada de 1935.
    Pero Cole Porter es también Woody Allen a quien hay que agradecerle que el compositor esté siempre presente en las bandas sonoras de sus películas. Hay una escena genial en Annah y sus hermanas donde en una discusión entre las hermanas una le dice a la otra sobrepasada por el histrionismo de aquella: “No te mereces escuchar a Cole Porter. Lo tuyo son los músicos que parece que acaban de apuñalar a su madre”. También en Midnight in Paris donde el compositor no puede estar más presente (siendo la excusa para alimentar la verdadera historia de amor de la película en un mercadillo entre discos de pizarra).
    Bueno Angel, quiero que sepas que From this moment on y Candirú mediante, hago propósito de enmienda para la próxima temporada de este blog que ya auguro brillante y maravillosa.
    Y que te digo, que C Porter es un must pero que tú y tu Blog sois todavía mas must.
    When you're near, there's such an air of spring about it!!!!!!!!
    Bss y feliz verano a todos.
    PS: Por cierto, os recomiendo el último disco de Philippe Caherine "Plays Cole Porter" (2011). Es instrumental y podeis oírlo en el Spoty, precioso.

    ResponderEliminar
  24. ¿Ves como se echa de menos a una lisensiada en este foro? Hija mía, qué disertación, acabas de dejar al master of ceremonies en braguitas. !Esa es mi Paula, un blog paulista YA!!!!!
    Y puedes decir lo que quieras pero tu serás cualquier cosa (en el Tabú tenía razón yo) menos "the laziest gal in town" que no paras joía!
    "Que de lindo" debe ser lindo!! Y mi santo/cumpleaños están aquí YA!! Yo no digo ná...
    No tenía ni idea de que la expresión De-Lovely se le ocurrió en Brasil ¿ves como me haces falta? Pero no me extraña, porque no existe otro lugar más delovely en todo el mundo, candirú aparte.

    Gracias por estar ahí siempre y espero que en la próxima temporada mis seguidores puedan disfrutar más de tu saber, tu saber estar y tu estilazo súper high society!
    Con amigos como tú who wants to be a millionaire?

    ResponderEliminar
  25. Ah, y espero que no haya seguidores de la sección de discos del Corte Inglés. Lo digo por el disco de Ana Belén del que haces referencia, que todavía lo están buscando...

    ResponderEliminar