Wilkommen, bienvenue, welcome!!

jueves, 2 de mayo de 2013

What´s about?





El circo de la Historia 

Estaba claro que el primer heredero de Carlomagno jamás llegaría a ser rey. Por más que lo hubieran adiestrado para el poder y la guerra, eso no era lo suyo. Su condena fue pasarse la vida buscando su lugar en el mundo, en un mundo cruel y salvaje, un mundo de odios y venganzas, de ambición y muerte. De litros y litros de sangre derramada a su alrededor. Y aunque no pudo encontrar ese lugar en la tierra, tal vez si halló su rincón en el cielo...
Pipino el Jorobado -como lo rebautizó la historia- no nació con joroba, la fue adquiriendo conforme pasó su vida y las tribulaciones se le fueron acumulando. Posiblemente una pesada mochila de dudas y tormentos fue deformando su espalda con el tiempo. Pero nació sano y creció hermoso, todo un príncipe, según dicen las crónicas de la época. Un príncipe maldito.
Reino Franco. Siglo VIII. El emperador de occidente engendra su primogénito con una concubina llamada Himiltruda. ¿Un hijo ilegítimo? Nunca quedó claro si sus padres se llegaron a casar alguna vez. Pero su dudoso origen marcó un camino lleno de curvas y baches.
Pipino, llamado así por su abuelo, destacó por su amabilidad y buen humor, por ser vitalista y jovial, virtudes estas no muy comunes en los límites del Imperio carolingio. Como sucedió a otros príncipes -a nuestro Alfonso X por ejemplo- la corona le quedaba grande, tal vez por estar fundida con metales de espadas manchadas de sangre. Pipino prefería la pluma manchada de tinta, la cítara y el laúd, la música y la poesía. Pipino quería enamorarse y ser feliz. Pobre.
Un hermanastro sediento de poder le arrebató el cetro y la corona. Le robó hasta el nombre ya que por intercesión de su madre, la ambiciosa Hildegarda, el pequeño Carlomán se convirtió en Pipino. Y Pipino fue desheredado, arrojado del paraíso. Aprovechando su penosa situación, una camarilla de nobles de la corte convenció al muchacho de que formara parte de una conspiración contra el rey. Hambrientos de poder lo enredaron en un peligroso complot que le devolvería su sitio en el trono, sabiendo que así podrían manipularlo a su antojo, como una marioneta pendiente de manos poco escrupulosas.
Pero los hilos que movía el emperador eran de acero y facilmente pudo averiguar lo que estaban tramando a sus espaldas. Pena de muerte para los conspiradores y destierro para su hijo que mucho antes ya había sido desterrado. Segun las crónicas murió solo y olvidado en un monasterio alemán, condenado al ostracismo, como un triste monje cargando con la pesada chepa de su propia desgracia.
Pipino quiso entender el mundo, luchar por la justicia, combatir la tiranía e irse a dormir con la conciencia tranquila en medio de las intrigas de una corte corrupta y despiadada. Vamos, que reunía todos los requisitos para protagonizar algún día un musical, pero uno muy especial, muy oscuro, como la oscura edad media.
Un año después de estrenarse Godspell, Stephen Schwartz andaba buscando productor para una obra que venía perfilando desde hacía tiempo. The adventures of Pippin era el título provisional de un show que contaría la vida y amores de un antihéroe con muy buenos sentimientos y muy mala suerte en la vida. Algo en la línea del Candide de Bernstein, pero con menos comedia y más drama. El compositor, junto con el productor Stuart Ostrow, buscaba al mejor para dirigir el nuevo musical, y el mejor no era otro que Bob Fosse. Pero a Fosse no le interesó demasiado el material, considerándolo blandengue y sentimentaloide. Solo accedió a tomar las riendas del proyecto si le dejaban meter mano, reestructurarlo hasta lograr un nuevo concepto. Desde luego mucho más oscuro y cínico, fiel a la marca de la casa.
Lo primero que hizo fue crear un personaje, The Leading Player, el trovador que va narrando las desventuras del príncipe. Ahora la linealidad del original se había perdido y todo el peso de la historia lo llevaría el grupo de titiriteros y cómicos ambulantes que ilustrarían cada episodio con sus bailes y actuaciones.
Y ahí entrarían las coreografías, el campo en el que el director se encontraba en su salsa, tal vez con más fuerza expresiva que nunca antes. Números como Magic to do o War is a science -dejando aparte el pequeño gran "soft shoe" Manson trío, quintaesencia del sello Fosse- se convirtieron en clásicos ya el mismo día de su estreno. O el Spread a little sunshine, un sarcástico cántico a los placeres y al amor que define a la perfección el personaje de la pérfida Fastrada, esposa del rey y madrastra del protagonista. Leland Palmer (la magnífica Verdon de All that jazz) bordó esta escena machacándose la pelvis, como hizo Chita Rivera cuando la sustituyó en la gira, y es que con el maestro había que darlo todo o salir huyendo. Pero el que se llevó la obra al huerto fue Ben Vereen, precisamente en un personaje que no estaba en el manuscrito original, un narrador sacado de la Comedia del Arte pero pasado por el tamiz del cabaret más mugriento a este lado del Hudson. El alter ego de Fosse se llevó uno de los Tonys que ganó esta pieza que llegó a ser uno de los éxitos más importantes de su autor y uno de los músicales más especiales y genuinos de la historia. Surrealista, inquietante, sexy hasta más no poder -el tema romántico With you fue transformado por el director en una orgía perfectamente coreografiada- y hippy, terriblemente hippy. Estamos hablando del 72, imagínate.
Y ahora, cuarenta años después, esta joya cientos de veces montada por compañías amateurs de todo el país, regresa a Broadway. Y lo hace por la puerta grande. Diane Paulus -responable de la última versión de Porgy and Bess- dirige un concepto nuevo en el que el circo tiene más protagonismo pero que no deja atrás las coreografías del mítico original. Chet Walker, bailarín de Fosse en la producción inicial, recrea los movimientos dándoles una dimensión mucho más arriesgada y acrobática, pero conservando el mismo espíritu, que no es decir poco. Y el Leading player esta vez será una chica, la Sister Act Patina Miller, llamada a llevarse todos los premios de la temporada. Terrence Mann hace del Rey Carlos, Charlotte D´Amboise es Fastrada y la genial Andrea Martin se mete en la piel de Berthe, la abuela del chico, que encarna Matthew James Thomas, el Spiderman original. Y nos esperan todos en el Music Box, un viejo teatro del corazón de Times Square convertido en un increíble circo de tres pistas.               
Se han escrito musicales sobre el Rey Arturo, Carlos el Delfín de Francia, Juana de Arco, el Rey de Siam, Sissi de Austria, Hitler, Perón y varios presidentes americanos, entre otros muchos. Historias de la historia, grandezas y miserias, finales nada felices la mayoría, pero salpicados de canciones que nos ayudan a tragarnos algo que se hace más arduo en la letra menuda de los libros.
Hoy traemos un trocito de la edad media a este nuestro pequeño rincón, los siglos oscuros, que no lo fueron tanto hasta que un tipo con bombín y cigarrillo empezó a husmear por los recovecos de las viejas batallas, los torneos y las justas echándoles un montón de magia encima. Un cuento cruel, como la mayoría de los cuentos, manchado de sangre. Pero marcando el paso al milímetro, acariciando el suelo con la punta del zapato y contorsionando las caderas y los brazos como serpientes descoyuntadas. Y realizando triples saltos mortales en un circo mortal, el de la vida misma.
Pasen y vean el asombroso, el único, el insólito, el genuino y mil veces repetido circo de los vivos y los muertos, los buenos y los malos, los vencedores y vencidos, el maravilloso y terrible circo de la Historia.
Join us!











34 comentarios:

  1. It´s May, it´s May, the lusty month of May! (que por cierto pertenece a otro "musical histórico") Y vamos a inaugurar este mes con un estreno –mejor dicho un reestreno- de campanillas. No me preguntes de qué sería capaz por instalar mis posaderas en una butaca de patio del Music Box Theatre. Mejor no lo hagas.
    Pero el que no se consuela es porque no quiere, y esta semana vamos de consuelo. Y de historia medieval europea, una de las asignaturas más jodidas de la carrera, por cierto!
    Comenzamoss con un generoso documento de la nueva producción de Pippin, con mucho circo y mucha acrobacia. Promete ser espectacular. Aunque puede recordar peligrosamente al Cirque du Soleil, no lo será tanto. Aún queda mucho Fosse suelto por ahí, como podréis ver.
    Seguimos con La Ciencia de la Guerra, de la producción original. Una pasada de número, muy grandguiñolesco, muy ácido y divertido. Benjamin Rayson es un Carlomagno muy cínico y muy cachondo, ¿y la compañía con cascos y espadas como si fueran bombines y bastones?
    Y terminamos con un pequeño reportaje sobre el concepto del revival actual. Diane Paulus, la directora, nos cuenta como imaginó el número inicial, Magic to do. Y vemos al impresionante cast saltando por los aires y colgándose de trapecios voladores por todas partes. Pero mi parte favorita, ya lo imaginaréis, es cuando aparece la foto de mi venerado Bob ensayando con la compañía del 72. Aunque la Miller avanzando en contraluz tras el telón, con sus sinuosos movimientos tampoco está mal.
    Ojalá aguante en cartelera y dios nos dé salud para verlo in situ. Y si no ya sabes, Stage door. Más barato que en el mato!
    Magic to do!!!

    ResponderEliminar
  2. Uffffff, qué bien escribes, querido! Mira que los video son espectaculares, pero es que sólo leerte ya dan ganas de ir a verlo, haciendo - si hace falta - un pacto con el diablo a cambio de esa localidad en el Music Box Theatre... El montaje promete ser espectacular y cierto es que se ve la sombra del Cirque du Soleil, pero aqui se percibe un lado oscuro y un morbo que los otros no tienen ni de lejos! Me dará a mi salud Dios para ir alguna vez contigo a una de estas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi queridísima editora!!! No me cabe duda alguna de que alguna vez nos escaparemos juntos a la gran ciudad!! Que los niños crecen y se independizan... y las cuentas bancarias se sanean... bueno, lo último es más complicado, pero vaya que sí...
      Un beso grande y a ver cuando emprendemos la edición de la segunda temporada, que ya hay meterial de sobra!!

      Eliminar
    2. Pienso dedicarle este verano sin falta!

      Eliminar
    3. Mira que si la cuenta del banco creciera a la misma velocidad que las niñas...

      Eliminar
    4. No sé, no sé... de ilusión también se vive!!

      Eliminar
  3. Anónimo3/5/13 11:37

    Margot me ha quitado las palabras de la boca. Y es que a ver que dice una después de haber leido semejante texto. Solo decirte que no conocía este musical aunque siempre me encantó Bob Fosse, pero me parece apasionante.
    Yo también quiero que me lleves del brazo a ver musicales a Broadway, porque lo que que es aquí estamos de secano.
    Besitos´
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ana! No conocías este musical igual que mucha otra gente. Es que no hubo película, aunque fue uno de los proyectos que el director se llevó consigo, hacer Pippin en cine. Ojalá le hubiera dado tiempo de llevar a cabo tantos planes por realizar...
      Yo estaría encantado de pasearte por el Theatre district... algún día ¿quién sabe?
      Un abrazo y gracias por seguir ahí

      Eliminar
  4. Bueno, lo que da la historia de Pipino. Quien me iba a decir a mi que el fiero y oscuro de Carlomagno, y su más oscura todavía corte de Aquisgrán, iban a tener su espacio escrito con letras de oro en el cielo de Broadway; me lo dicen hace unos años y me muero de la risa.

    Los vídeos son maravillosos como es marca de la casa, todos tienen un sabor especial y de cada uno destacaría algo, aunque me quedo con la foto del cast de 1972 y con la Miller avanzando sinuosamente cual gata por un tórrido tejado, tal como dice el blogger.

    Solo he notado una gran ausencia, que espero que sea porque no aparece en los vídeos promocionales para no quitar alicientes al musical, y es la presencia de Miss Aurori, la reina del Circo no puede faltar en un espectáculo de estas magnitudes.

    Tengo la mochila preparada con lo básico para salir corriendo al aeropuerto enseguida que me llames.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajaja Sabía que lo ibas a decir!! Desde el momento en el que decidí hacer esta entrada!! jajajaja Además, como está la ciudad repleta de carteles con la foto de la genuina trapecista... Que por cierto debe andar por los sesenta y tantos ¿no?
      Me alegro de que te guste la clasecita de historia, más amena que las de algunos que recordamos de la facultad puede ser... y no quiero citar nombres!!!

      Mete dos muditas en la maleta que te recojo en un taxis!!

      Eliminar
  5. Bravo, Ángel! Muy interesante el tema, los vídeos y, por supuesto, muy bien contado todo. A ver si puede ser que volvamos a Nueva York!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día querido, no lo dudes. Este verano hará veinte años de aquel primer paso del charco juntos!! Uff, cómo pasa el tiempo miarma, y que estamos igual, que es lo peor!! jajaja
      Cuando haga 25 volvemos para celebrarlo!! A ver si ahorramos...
      Besos

      Eliminar
  6. Reitero a la editora: Uff, qué bien escribes querido. Y vaya vídeos, en especial el tercero, que tan corto se hace. Es verdad que parece circo del sol, pero tiene mucho Fosse, y en War is a Science resuena mucho Wilkommen.
    Anoche bien, Cayetana GuillénCuervo y Julieta Serrano estupendas, el texto se ha quedado algo acartonado, demasiada desesperanza existencialista, pero vamos, nada que no remedien dos cervezas a la salida del teatro. A ver si a la próxima puede ser, en NY o aquí. Viene la Cubana a finales de junio....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son dos actrices superlativas. Julieta ya no tiene nada que demostrar pero la Guillén Cuervo todavía no ha dado de sí lo que podría. Al tiempo!
      Y vete buscando canguro para finales de Junio que a La Cubana hay que ir sí o sí.
      Aunque sabemos que ni de lejos es lo mismo que con la compañía original... pero menos da una piedra, y para como está el panorama escénico español hay que apoyarlo como sea!!
      Y en NY... siempre nos quedará el Milford Plaza... jajajaja
      Un beso

      Eliminar
    2. Ahh!! y muchas felicidades a las mamás de Stage door, a todas, pero más a las incondicionales. A ti, a Margot, a Ana mi querida cordobesa... a todas un beso de la mamma de todas las mammas, Mama Rose!
      Everything´s coming up roses for you and for meeeeeee!!!!

      Eliminar
  7. Anónimo5/5/13 10:14

    Pues como estética -caracterizaciones,vestuario- y musicalmente -voces y coros- me gusta más la primera versión. Todo tiene más cuerpo y verdad. Por otra parte esta revisión, de indudable calidad, era una apuesta arriesgada por su inevitable comparación con la primera, así que la opción era ofrecer un añadido: La aportación de juego visual y dinamismo que gusta tanto al público actual . Un tímido acercamiento al "Cirque du Soleil". Digo yo, jejeje
    Josemi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta más la primera versión sin haber visto la segunda!! No me cabe duda. Aunque esta nueva prometa ser más atractiva, o más efectista, pero lo genuino siempre es mejor. Por desgracia, hoy día levantar un telón ya es una apuesta arriesgada, y más cuando se trata de inversiones megamillonarias como esta... Pero en Broadway el show debe continuar, y parece que continúa...
      Un abrazo amigo!

      Eliminar
  8. Aquí llega el discrepante. Tengo el DVD de la representación original, y no sé si por mi pobre dominio del inglés (no está subtitulado), o por el toque "setentero" y "hippilón" del concepto cuenta-cuentos, con vestuario perro flauta y fotografía fílmica brumosa, pero la verdad es que, a excepción de la genial coreografía del maestro Fosse y de algunos temas musicales (no todos, que el maestro Schwartz me perdone), el musical en sí no se encuentra entre mis preferidos. I'm sorry. Me pasa lo mismo que con las alcachofas. No me gustan, y todo el mundo, estupefacto, me señala con el dedo por ello. Sin embargo, he de decir que los avances que presentas del nuevo montaje me resultan muy atractivos. Ojalá pudiera pasarme por el Music Box Theatre para poder quitarme esa espinita que tengo clavada con este musical (y no es por que no lo haya intentado: hasta tres veces me lo he visto completo). Del texto, poco más que añadir a lo ya comentado anteriormente por todos sobre su calidad, que luego te pones muy gordo, y vistas las fotos de la feria de Sevilla, estás con un tipito estupendo y mejor es que no ensanches, que viene el verano, hay que lucir cuerpazo y en Rota son muy exigentes y criticones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sea bienvenido el discrepante!! Tú discrepa todo lo que quieras, que la polémica le va bien a estos forillos, pero no me faltes!! (que esta semana te has retrasado un poquito y tú no puedes quedar como España en la Eurovisión, en el puesto nº18!!)
      Es verdad que Pippin es uno de esos musicales en los que, aparte del montaje o la coreografía, el texto es muy relevante. Pasa como con la mayoría de los de Sondheim, y con muchos más, si no pillas los entresijos de la historia te pierdes bastante.
      Pero a mí ponme a Vereen y a Fosse jugando a las damas que ya me embobo!! jajaja Reconozco que no soy muy objetivo en esto, pero además como la estética setentera hippilonga cada vez me gusta más... Debe ser porque la percibí cuando era un niño y me fascinó, y parece que esa fascinación aún continúa... Cosas de la edad supongo!
      Ah, y gracias por no engordarme darling! que estamos en plena operación triquini!! jajaja
      Besos pa Valencia!

      Eliminar
  9. Qué facilidad para escribir, hijo mío (bueno, eso es lo que destilan todas las entradas, frescura, que detrás hay trabajo, que me consta). Si a eso le añades la pasión por lo que cuenta, pues tenemos textos como éste, que te los bebes y además te comunican unas ganas de sentarte en una butaca tremendas. Ya conocía algo de este musical, (que pa eso tengo al lao al bloguer), aunque poquito, la historia es muy atractiva y con las coreografías de B. Fosse más aún. Sí es verdad que la nueva producción recuerda bastante al Cirque du Soleil, pero yo creo que es una concesión al mercado, que es el que manda. Debe ser espectacular.Patina Miller, la leading player, es fantástica. Una curiosidad: el Pippin de la producción original es William Katt, el teenager rubio y guapo del que "Carrie" se enamora perdidamente en la película del mismo nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, detrás de todo gran escritor hay un gran montador de cocinas!! jajajaja (y un reparador de persianas, y un administrador de fincas, y...) Y un buen escritor, que si tú te pusieras... pero no te pongas, que para algo que hago yo mejor...
      Sí!! William Katt, el bueno/malo de Carrie. Aunque él no estaba en la producción original lo ficharon para la filmación que se realizó con la compañía que estrenó en Canadá. Al grupo también se unió Chita Rivera haciendo de Fastrada y afortunadamente permaneció Ben Vereen como leading Player. Insustituible, claro!
      Katt también era el prota de El gran héroe americano ¿lo recuerdas? Qué tiempos...
      Fuguémonos juntos al Music Box!! Bueno, contigo me fugo yo hasta al Tívoli World!! jajaja

      Eliminar
  10. Bienvenido a Harry Goaz!! Que no sé si será un simple seudónimo o el actorazo de la mítica Twin Peaks en carne y hueso (yo qué sé, como esto está tomando un nivelito que da mieo...)
    Gracias por ser el seguidor 101!!
    Willkommen, bienvenue, wellcoooome!!!

    ResponderEliminar
  11. Paco Dolz8/5/13 13:58

    Ya te lo he dicho en un privado, pero me reitero en decir que da gusto leerte por ese tono coloquial que sabes imprimira lo que escribes, que sin conocerte, parece que estás al lado contando las cosas, de una forma ágil pero no exenta de contenido importante.
    Decirte que no voy a entrar en puja contigo por conseguir esa butaca y ver ese musical y con Patina Miller.... crucemos los dedos para que aguante hasta los estrenos de la temporada que viene, que total estuve en Noviembre pasado y es lo único apetecible nuevo y no me justifica volver a cruzar el charco.
    También me costó entrar en el video, hasta que me leí el argumento y entonces, entró como la seda.... pero esta nueva producción que ¿sabes que hace un par de años la hicieron los alumnos de la RESAD de Murcia y le dieron ese giro de espectáculo con compañía circense?....
    Lo dicho... un gustazo leerte...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco! Y ya te he dicho también lo que es para mí la página LOVE 4 MUSICALS. La de información que nos da, la de referencias, pistas, noticias, primicias, entrevistas... No es por ponernos a echarnos flores el uno al otro, pero te tengo que decir que eres bastante culpable de que me vaya a gastar una pequeña fortuna en mi inminente viaje a Londres!! jajajaja Y es que cada vez que abro tu web me encuentro con algún exquisito anzuelo que esta vez no he tardado en morder!!
      Y bueno, ni hablar de la envidia que das... Qué vida llevas!! Como cantan en Chitty Chitty Bang Bang "Oh the posh posh traveling life, the traveling life for me..."

      Un abrazo y sigue tentándonos cada día!!

      www.love4musicals.com (por si alguno aún no lo conoce)



      Eliminar
  12. Y hablando de actualidad. No me puedo creer que aún no haya dicho ni mú sobre las nominaciones a los Tonys de 2013. ¿Tú ves? Esto a mi amigo Paco seguro que no le pasa!!

    Y este año -como casi siempre- las reposiciones ganan por goleada a las obras nuevas. Pippin, Cinderella, Annie y The Mistery of Edwin Drood acumulan un buen puñao de nominaciones. Y entre los shows de estreno Kinky Boots y Matilda parece que parten como favoritos...
    Así en general echo de menos a Chita Rivera (The mistery) y a Katie Finneran (Annie) como secundarias. En fin ellos sabrán...

    Ya queda menos, el 9 de Junio sabremos quen gana, y sea quien sea, lo importante es que habrá espectáculo y numerazos musicales en directo!!

    http://www.tonyawards.com/index.html

    ResponderEliminar
  13. Anónimo8/5/13 21:44

    Ohhhhhh!!!! Quiero estar allí!!!! Fernando y Ángel a mí me lleváis también en ese taxi y en ese vuelo.

    Yo voy a repetirme porque...qué te puedo decir que no te hayan dicho ya? Escribes maravillosamente y haces que las historias que nos cuentan sean igual de maravillosas. ¿Quién dijo que la historia medieval es aburrida? Menudo filón!!!

    La nueva producción tiene una pinta espectacular aunque yo no soy mucho de circo...pero los detallitos Fosse prometen, sobre todo, Patina Miller.

    Sin duda me quedo con la producción original. Es que Vereen y Fosse juntos es demasiado...menudo dúo.

    Margot, Isa, Rafa...que yo me apunto a cualquier viaje eh!!!

    Besitos...que voy a seguir corrigiendo.

    Conso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatacháaaannn!!! Por fin llega mi Conso, rezumando A, B+, B- y alguna que otra C... Qué manera de corregir querida!! Qué vicio más cochino estás cogiendo!! jajajaja
      Ahora me toca a mí, pero espero no hundirme tano en este mar de papeles... I will survive!!
      Dime tú si Caballos Rufino o Mercedes Borrero son capaces de hacerte tragar la historia así de bien... Qué morro le echo por dios!!
      Tú ya estás apuntada querida, de hecho empiezas a volver a deberme una pasta!! Pero todo sea por ponernos al día en el showbusines!!
      Besos y descansa!


      Eliminar
  14. Buena música, el ragtime precioso , también me ha parecido oir mucho sonido de Filadelfia...
    Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también!! Este musical, entre otras cosas, tiene el aliciente de jugar con músicas y ritmos muy diversos, del rock al pop, del ragtime a las baladas clásicas, de las fanfarrias medievales al jazz...
      Un abrazo!

      Eliminar
  15. Que buen recuerdo "Coner of the sky"... Mis primeras clases de teatro, un chico Ingles (Mathew, al que perdi la pista hace mucho), el fué quien a quien le oí por primera vez cantar... "Got to find my corner of the sky..." Yo me aprendí en seguida la canción.
    Creo que es lo que hace cualquier ser humano, aunque alguno crea que ha encontrado su lugar en el mundo, todos siempre buscando...
    Es una canción como el show completo, vibrante, fresca y con una melodia preciosa. El video me ha parecido fantastico, creo que han concetrado muchas imagenes y parece más un espectáculo de circo que un musical de Broadway al "uso", aunqeu no creo que sea así. Pero Pippin es eso "MAGIA", una preciosa mezcla de historia, musica, canciones, danza ( parece que Fosse esta muy bien reproduccido). Vamos que mi pensamiento, mi imaginación vuela, anhelando poder estar ahi, viendo esta maravilla. Y disfrutando de ese Spiderman, reconvertido.
    Brillante entrada, como el show y de Sister Act Patina, que me deslumbró cuando pude verla en la divertida historia del convento en reformas.
    Precioso video. Que reparto excelente!. Me parece que puede ser un number 1 hit on Broadway, de esos shows que para verlos hay que "matar" como ellos suelen decir en las frases de promo.
    Besos.
    Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyyy, por los pelos! Luisillo!!! que esta noche tenemos ya entrada nueva!!!
      Te eché de menos especialmente porque sabía lo especial que era esta obra para ti. Ojalá sea como dices, un nº1 tipo The book of mormon, que dure lo menos seis años en cartel. Así nos dará tiempo de ir a verlo alguna vez ¿no? Que últimamente hay que volar a NY dos o tres veces al año para poder pillar las cosas más interesantes, y no sé como explicarte que no está el oven para cakes... jajajaja
      En fin guapo, que ojalá encontremos todos nuestro corner of the sky. Aunque algo me dice que tú y yo ya lo hemos encontrado...
      Besos pa la capital

      Eliminar
    2. By the way, os dejo la última aparición en televisión del cast de Pippin, en el programa de David Letterman. A M A Z I N G

      http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=kI7SZnwRCJI

      Eliminar
  16. Hola Angel. Oye, que me ha encantado tu escrito sobre Pippin. Era un musical que nunca me habia llamado (a pesar de Fosse), y aunque tengo el dvd, estaba cogiendo polvo en la estantería. Incluso deje pasar la producción de la Menier Chocolate Factory de Londres del año pasado ya que tampoco tuvo muy buenas críticas. A ver si lo puedo cazar en Broadway si aguanta. Un abrazo y adelante. César Gallego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias César! Es que a mí todo lo que huela a Fosse, a su ironía, a su canallismo, a su punto salvaje y sexual... me pone tanto... tal vez si este musical lo hubiera dirigido otro no sería lo mismo, y quizás también habría cogido polvo en mi estantería.
      Lo de la Menier tuvo que ser interesante, más pequeño, más íntimo, ay... a ver si este verano me alargo y conozco por fin tan celebrado teatro.
      Un abrazo y gracias por seguirme!

      Eliminar